MiniFicha 67 – La mala suerte del tercer cigarrillo encendido con la misma cerilla

Por Guillermo, el 1 julio, 2010. Categoría(s): curiosidades de la historia • guerra mundial • guillermo • Minificha ✎ 9

La lucha de trincheras durante la Primera Guerra Mundial nos ha traído curiosas historias sobre la dura vida y constante prueba de resistencia humana que tuvieron que soportar aquellos soldados.

También en esas mismas trincheras se dice que nació la superstición de no encender tres cigarros con la misma cerilla, porque traía mala suerte.

La explicación era simple: cuando los soldados fumaban por la noche, la intensa llama inicial de la cerilla delataba su posición fácilmente. El tirador enemigo entonces se percataba y cargaba el fusil.

Al encender con la misma cerilla el segundo cigarrillo, el enemigo apuntaba, y cuando le llegaba el turno al tercero… un certero disparo muy posiblemente le volaría la tapa de los sesos.

Aunque me quedo con esta versión de la leyenda, otras fuentes apuntan que no proviene de la Primera Guerra Mundial, sino que fue inventada una década después por un magnate sueco de la industria del fósforo, en un intento por lograr que la gente usara más cerillas (así los supersticiosos encenderían, como mucho, solo dos cigarros con la misma cerilla).

Fuentes y más información: La idea para este post surgió durante una conversación con mi padre, que había oído la historia durante las guardias nocturnas de la “mili”. Gracias Papá 🙂

Más información en The Phrase Finder | Fuente foto



9 Comentarios

  1. Tiene mas visos de ser real la primera explicación que la segunda, por su sencillez mas que nada…

    Y si, puedo decir que conozco unos cuantos que incluso hacen lo mismo con el mechero… XD XD XD

  2. Una vez oí que los cigarrillos fueron creados originalmente para las señoritas, mientras que los hombres sólo fumaban en pipa o puros. Pero decían que eso cambió en la Gran Guerra, ante la dificultad de prender la pipa y mantenerla encendida en esas circunstancias.

  3. Quizás una explicación fuera que encender el tercer cigarrillos provocase más accidentes que el segundo y este más que el primero.

    Recordemos que esta gente estaba rodeada de cosas que explotan…

  4. Una leyenda muy curiosa Irreductible, gracias por compartir estas cosas 😀

    Me encantan estas historias de guerra, lo más curioso es el inicio de la leyenda (que por cierto, yo también me quedo con el primero), siempre es interesante ver cómo surgen los mitos.

  5. Cuando durante los primeros años de la democrácia se comenzaron a pagar las pensiones a los veteranos de guerra del bando republicano, mi padre formó parte del tribunal médico que evaluaba las lesiones. Uno de los casos era el de un señor al que una bala le había atravesado la mandíbula de lado a lado a la altura de las mejillas. La explicación que daba era muy parecida al de esta entrada. Con sorna decía que «me pegaron un tiro pero no perdía el puro»

Deja un comentario