El hundimiento del Edmund Fitzgerald

Por Irreductible, el 15 mayo, 2010. Categoría(s): historia • musica • navegación ✎ 3

Como ya adelanté la semana pasada, la música vuelve a tener un papel destacado en la Aldea Irreductible. Durante muchos meses, quizá perdí algo de visión general sobre lo que era este blog y las cosas que me gustaban y creo que es hora de volver a retomarlas por la simple razón de que disfruto con ellas.

Hoy os traigo una canción que siempre me ha fascinado y que además, me sirve como entrada de aquella olvidada sección que titulé “Canciones con historia“. Se trata del temazo de Gordon Lightfoot: El hundimiento del Edmund Fidgerald. (Aquí podéis escucharla en Spotify)

Homenaje al Edmund Fitzgerald | Fuente

La canción se podría encuadrar en aquella generación de grandes clásicos de los 70 y 80 que unían música e historia como verdaderos novelistas. Canciones como Telegraph Road de Dire Straits, American Pie de Don McLean o Hurricane de Bob Dylan… Leyendas de la música que por unos minutos se convertían en historiadores. (Seguir leyendo…)

Y aunque al canadiense Gordon Lightfoot seguramente lo conozcáis por su éxito más sonado, If you could read my mind, en la década de los 70, en 1975, también se unió al carro de los autores que unían música e historia con este homenaje a las víctimas del hundimiento del gigante de los grandes lagos.

Edmund Fitzgerald | Fuente

Y el Edmund Fitzgerald era un coloso. El barco más grande que jamás había surcado las peligrosas aguas de los grandes Lagos. Nos encontramos en el año 1958 y el barco carguero paseaba con coraje y poderosa elegancia sus más de 200 metros por todo el norte de América.

A pesar de lo que pueda parecer, las aguas de los grandes Lagos son traicioneras y las tormentas producen en ocasiones olas de más de 10 metros. En realidad son casi mares interiores, y cuando rugen en invierno, sus aguas son realmente temibles.

Aún así y a pesar de haber sufrido hasta 5 graves colisiones, el Edmund Fitzgeral continuó su labor durante 18 años… hasta que llegó aquella tormenta del siglo, aquel duro invierno, aquel fatídico noviembre de 1975.

Hundimiento del Edmund Fitzgerald | Fuente

Podéis encontrar fácilmente en internet la historia del Edmund Fitzgerald, a mí me quedan en la memoria las últimas palabras del capitán antes de hundirse, “aguantamos lo mejor que podemos”, y el asombroso tributo musical que Gordon Lightfoot dedicó a las víctimas del valiente carguero.

Nota:
También os dejo la letra de la canción y el espacio en Spotify de Gordon Lightfoot.