Casa del Libro no cree que sus clientes sean tontos… simplemente lo sabe

Por Irreductible, el 15 agosto, 2011. Categoría(s): articulo opinion • libros ✎ 138

bandwidth

Como en la genial viñeta de Loading Artist que puse hace algunos días en el Sorprendible, hay compañías que no creen que sus clientes sean tontos… simplemente lo saben y actúan en consecuencia.

Según la Real Academia de la Lengua el asterisco es un signo auxiliar ortográfico en forma de estrella que debe utilizarse en los siguientes casos:

a) Como signo de llamada para notas al margen o a pie de página.

b) Para indicar que una determinada construcción es «agramatical».

c) Para indicar que se trata de un vocablo hipotético.

d) Para llamar la atención del consumidor sobre algún producto y engañarle vilmente en las condiciones de venta especificadas en la letra pequeña (*)

(*) El apartado d) es falso y no aparece en la RAE, es una invención basada en hechos reales

He de reconocer que sigo teniendo especial debilidad por el papel. Aún no me he comprado un e-book y los libros (pocos) que he intentado leer en pdf no han terminado de convencerme. Hoy por hoy, y hasta que caiga en la tentación de probar definitivamente los lectores electrónicos, sigo prefiriendo ese olor a nuez moscada y roble, el tacto y el pasar de hojas.

Evidentemente mi preferencia por el libro material también tiene inconvenientes que asumo como las molestas mudanzas, el espacio físico que ocupa una biblioteca demasiado extensa si, como es mi caso, eres algo dado al coleccionismo o el deterioro con el paso del tiempo.

Sea como sea, de vez en cuando me gusta pasear por La Laguna y dejarme seducir por los títulos que voy descubriendo entre su amplia oferta de librerías. Lamentablemente, tan sólo me puedo permitir ese lujo cuando viajo al norte puesto que aquí en el sur de Tenerife, encontrar una librería decente es una tarea imposible… sorprendentemente, apenas quedan tiendas de libros en un lugar dedicado a las vacaciones donde supuestamente hay más tiempo para leer.

Así que, si no puedo ir a la Laguna y en el sur no encuentro lo que busco, el remedio que queda es comprar el libro por internet… una opción arriesgada puesto que la industria editorial tiene una pequeña manía y es la de considerar que sus clientes son todos gilipollas.

Por si en la primera captura que os dejo no se ve lo suficientemente claro, os dejo una ampliación, aunque la mejor manera de comprobar lo que a continuación os voy a explicar es visitando directamente la web de casadellibro.com y verlos con vuestros propios ojos.

Hace mucho, mucho tiempo que le tengo ganas a “Mason y Dixon” el libro de Thomas Pynchon sobre el trazado de la famosa linea que lleva el nombre de estos dos astrónomos británicos. Una aventura que ya pasó por la Aldea en la sección de Canciones con Historia de la mano del Sailing to Philadelphia de Mark Knopfler.

Entré en la web de casa del libro, busqué el ejemplar y bueno, aunque el precio no fuera nada del otro mundo (24,50€) me decidí a comprarlo porque exhibían con letras rojas, en mayúsculas y hasta 3 signos de exclamación: “Hoy con envío GRATIS!!!”Enlace

Hago click y pincho en comprar… allá vamos.

De pronto, al precioso cartel en rojo de “Gastos de envío gratis” se le caen repentinamente las mayúsculas y los signos de admiración, y en su lugar, le aparecen unas letras pequeñas y con un color gris clarito que casi se camufla con el fondo blanco.

Al parecer la palabra “gratis” tiene un significado según dónde te encuentres.

Si vives en el planeta Tierra gratis es gratis, el gratis de toda la vida… sin embargo, si vives en el universo paralelo de Casa del Libro, la palabra “gratis” significa un descuento de 5€ solo para compras superiores a 19€ y por supuesto, no se aplica a libros de segunda mano…

De todos modos, y aunque me sorprendió quise esperar… pensé: ¿y si los gastos de envio cuestan 5€?… En ese caso gratis seguiría siendo gratis… pero no, Casa del Libro no tiene unos gastos de envio de 5€. En realidad, tiene dos modalidades de envio (Mensajería Courier y Envio certificado ordinario) y su precio depende de ellas:

En el primer caso, eligiendo el envio por Mensajería courier, el precio es…

30,60 Euracos!!!… Más que el libro!.. el total a pagar (incluyendo el descuento de 5 euros) subía de 24,50€ que costaba el libro a, nada más y nada menos, que 50,10 Euros!

Joder y eso que eran “Gastos de envío gratis!!!”… Más de 30 euros de envio y encima especifican que el periodo de entrega con esta super mensajería “Courier” varía entre “3 y 10 días”… ¿Creen que somos tontos?… No, no lo creen, si de verdad están vendiendo libros con este sistema, es que lo saben…

Me quedaba por probar el envio certificado de toda la vida… quizá ahí estuvieran los “Gastos de envío gratis!!!”… No, no estaban ahí, tampoco es cierto.

Cualquiera que haya enviado algún paquete certificado en su vida comprobará que aquí huele fatal. El envio de Casa del Libro (que además ya avisan que tardará entre 10 y 15 días) tiene un coste de 12,60 Euros!!… pero bueno, ¿esto qué es?, ¿vender el burro para comprar alfalfa?

El libro del bueno de Pynchon, incluso eligiendo el envio más barato del que disponen y a pesar de sus grandes letras rojas y signos de admiración de “Gastos de envío Gratis!!!” pasa de 24,50 euros a 32,10 euros…

Un timo en toda regla, que además da lugar a situaciones tan grotescas como las siguientes: ya que estaba metido en harina, me pregunté qué pasaría si compraba un libro inferior a 19€… ¿la respuesta?… Siguen poniendo el cartel de “Hoy gastos de envío Gratis!!!” a pesar de que ni siquiera te hacen ese mísero descuento de 5€ y un libro como por ejemplo “1984” de Orwell que en su web cuesta 7,95€, de repente y con los inexistentes gastos de envio gratis pasa a costar 38,55€ o 20,55€ según el tipo de envío que elijas.

Así que mientras que por un lado usan el bendito asterisco que les permite incluir cláusulas leoninas, por otro lado le van echando la culpa de la crisis editorial a la piratería… porque sí, porque además de saber que sus clientes son tontos, también se pueden permitir el lujo de insultarlos llamándoles piratas.

 



Por Irreductible, publicado el 15 agosto, 2011
Categoría(s): articulo opinion • libros