Richard Dawkins: La fe vista desde la Ciencia

Por Irreductible, el 14 enero, 2010. Categoría(s): ciencia • conferencia • religion • richard dawkins ✎ 34

Bajo el lema «World-changing people, projects and ideas» y paralelamente a las célebres TED Talks que a buen seguro ya conocéis, las PopTech son otra serie de Conferencias que se realizan anualmente con el objetivo de intercambiar ideas y proyectos originales e interesantes.

En este caso, la Conferencia corre a cargo de Richard Dawkins y analiza la fe desde un punto de vista científico. ¿Qué ocurriría si se aceptara la fe como argumento científico?

Dawkins pone algunos ejemplos… Imaginando una imaginaria revista científica podríamos encontrarnos con estos artículos explicando la extinción de los dinosaurios.

Junto a argumentos sensatos y propiamente científicos basados en evidencias como «Una capa de iridio y un crater fechado con potasio-argón en Yucatán nos indican que un asteroide mató a los dinosaurios», también podríamos encontrarnos con títulos y argumentos como estos:

  • El Presidente de la Sociedad Real tiene la profunda convicción interior de que un asteroide extinguió a los dinosaurios.
  • Al profesor Hockstein le ha sido revelado en privado que un asteroide extinguió a los dinosaurios.
  • El profesor Hodley fue criado con la total e incuestionable fe de que un asteroide extinguió a los dinosaurios.
  • El profesor Hawkins ha promulgado el dogma oficial, obligatorio para todos los creyentes «Hawkinsianos» de que un asteroide extinguió a los dinosaurios.

La Conferencia, como casi cualquier intervención de Richard Dawkins, merece algo más de 20 minutos de vuestro tiempo y en vista de que no estaba disponible en castellano (o al menos yo no la he encontrado) la he subido a mi cuenta de Vimeo para poder compartirla con vosotros.

Conferencia Richard Dawkins from Aldea Irreductible on Vimeo.

——————

Archivado en la Sección: Aldea Digital

Otras Conferencias en la Aldea Irreductible:

– CONFERENCIA DE Sir KEN ROBINSON – ¿MATAN LAS ESCUELAS LA CREATIVIDAD?

– CONFERENCIA DE EDUARD PUNSET – ¿QUÉ NOS PREDISPONE?

– CONFERENCIA DE JILL BOLTE TAYLOR – MI DERRAME DE LUCIDEZ

– CONFERENCIA DE BENJAMIN ZANDER – BUSCANDO EL BRILLO EN LOS OJOS

– CONFERENCIA DE VICENTE LOPEZ – DISFRUTA LA FÍSICA

– CONFERENCIA DE NOAM CHOMSKY – LA GUERRA DE IRAK

– CONFERENCIA DE RICHARD DAWKINS – MAS EXTRAÑO DE LO QUE PODAMOS SUPONER

Suscríbete a los Feeds Irreductibles



34 Comentarios

  1. Fe y ciencia no son incompatibles. De hecho, se complementan. No pueden vivir la una sin la otra. Los últimos movimientos en las corrientes de pensamiento en la ciencia así lo indican…

    ¿Acaso no sabe este señor que la fe es lo que mueve al científico para encontrar la clave de sus investigaciones?

    Es algo más profundo que una operación matemática…

    Cuando un científico investiga la desaparición de los dinosaurios en el Yucatán es porque tiene «fe» en que va a encontrar algo allí…

    Es un ejemplo sencillo.

    Pero hablar de fe a alguien que nunca la ha sentido es como explicar el concepto de la velocidad de la luz a un sordomudo (con todos mis respetos a los sordomudos).

    Salud.

  2. pero como se puede argumantar semejante montón de tonterías?

    Una clase científicia basada en la religión no diría que los dinosaurios se han extinguido en base a su fe. Diría que dios creó (atención a eso) a los dinosaurios (sus fósiles) al crear la tierra
    Es más, todo lo que ocurre es por designio de su dios y punto pelota

    A galileo no le discutían que la tierra no fuese el centro del universo. Simplemente se remitían a la biblia y allí pone (por que lo pone) que la tierra es el centro del universo y decir lo contrario era herejía

  3. Tuco Requena… estás sembrado, hijo mío, vaya genial ejemplo de como la ignorancia de algunos comentarios me quitan la fe en la raza humana. (Lease FE sin connotaciones religiosas, por favor.)

    Lo que lleva a un científico a llevar a cabo una investigación, cualquiera que ésta sea, puede ser: Intuición, deduccion, esperanza, deseo, convicción, certeza, certidumbre… o fe, si, claro, si tienes en cuenta que la religión no tiene el monopolio de la dichosa palabrita.

    Es un problema de lenguaje, simplemente.

    Y… ¿Con todos tus respetos a los sordomudos? Un sordomudo puede entender cualquier concepto, CUALQUIERA, con los medios adecuados. Que te quede claro.

    En serio, menuda ignorancia…

  4. Este mismo vídeo lleva bastante tiempo rondando por youtube en varios trozos, lo subimos completo a foro ateo hace un par de semanas. Después nos dimos cuenta del error y hemos tratado de no volver a cometerlo.

    El mismo vídeo esta en un sólo trozo y traducido en la web TED en colaboración con DotSub, con muchas menos visitas de las que merecen estos proyectos.

    Son los usuarios de DotSub quienes originalmente se tomaron el esfuerzo de traducirlo al español y subirlo. Fue el proyecto TED quien organizó esta charla y la compartió originalmente.

    Mientras Youtube gracias al apoyo -y la censura, no seamos ilus@s, que también hay y mucha- de las grandes corporaciones con el beneplácito de su dueño actual, la corporación Google, y gracias en última instancia, al conformismo e inmovilismo de los internautas, monopoliza los servicios de alojamiento de vídeos en Internet, proyectos mucho más interesantes como DotSub pasan totalmente desapercibidos.

    En Foro Ateo hemos subido muchas charlas TED desde entonces, pero siempre desde sus ubicaciones originales, y por supuesto nunca de Youtube.

    Saludos y A-Dioses

  5. A mi lo que me asombra es que la gente pueda hablar de cosas como fe y ciencia con tanta superficialidad.
    El científico verdadero tendría que ser el primero en andar con pies de plomo antes de hablar a la ligera de cualquier cosa. Y la fe religiosa es un tema lo bastante complejo como para reducirlo a esos
    clichés tan estúpidos.

    Tan obvio es que un sordomudo, ya que estamos con el ejemplo, pueda entender cuanto quiera con los medios adecuados (aunque con más dificultad añadida, eso incuestionable), como igual de obvio es que reducir el tema de la fe al creacionismo yanqui o a la intransigencia histórica de la Iglesia hacia estos temas, es un absurdo.
    No es demasiado científico ni razonable analizar estos conceptos de esta forma, porque ni la ciencia es Dios (cosa que para muchos lo parece) ni la fe es algo tan banal y con tan poca solidez que no pueda hablarse de ella con un poco más de sentido. Dando igual si se tiene (fe) o no.

    El problema está en los prejuicios, como siempre. Cualquier persona que provenga del franquismo, pongamos por caso, o que en su infancia haya tenido malos rollos en su colegio religioso, o le hayan transmitido las cosas de forma autoritaria e inamovible, es lógico que esté quemado con todo lo que huela a religión, y entonces rápidamente aparece el sarcasmo, la ironía, la burla o el ataque directo.
    Pero una persona razonable que quisiera hablar de ello objetivamente tendría que dejarse de todos esos rollos y analizar todo el tema religioso desde un punto de vista más riguroso. Quizá descubriría que…
    … la ciencia y la religión probablemente no tienen nada que ver una con la otra, y por lo tanto una no es lo contrario de la otra.
    … se puede compaginar perfectamente ambos modos de comprender la realidad.
    … la religión forma parte inherente de la naturaleza humana, se tenga fe o no, y por lo tanto no es un tema que se pueda banalizar (o que al menos tiene una parte muy seria).

    Prefiero un ateo que analice bien su opinión, perfectamente válida, antes que muchos «científicos» que se pongan a hacer ironía sobre el tema religioso, traicionando de paso su propio forma de ser rigurosa y objetiva.

    Y que conste que no niego que pueda ser bueno criticar lo criticable de la religión.

    Pero simplemente me parece una falta de coherencia que los científicos, que tantos problemas tienen cuando el periodismo utiliza sus descubrimientos de forma sensacionalista y poco rigurosa, hagan ellos lo mismo de la misma forma con el tema religioso.

  6. Yo creo que este señor, simplemente hace una comparación entre la «fé» más común entre los seres humanos, que bien explica en el vídeo. Me parece que no profundiza en el sentido más fundamental del concepto fé, simplemente compara lo más común con la ciencia, y claro, la segunda gana por goleada.

    Como bien dice el comentarista anterior, el tema de la fé y la ciencia son demasiado complejos y básicos como para resumirlos y compararlos en apenas media hora. Así que mejor no extrapolamos el contenido de la conferencia a cosas que no le corresponden.

  7. Lo que analiza Dawkins en esta conferencia no es la fe en sí misma, sino la visión y las complacencias que tiene la sociedad hacia ella. Estáis entendiendo algo diferente de lo que se ha dicho.

    Por supuesto que la religión es algo mucho más complejo y la fe puede analizarse con muchísimo más detalle, pero no es eso lo que se está tratando aquí. Y no hay que olvidar que ese tipo de análisis sobre la propia fe sólo lo realiza una pequeña parte de la gente etiquetada como religiosa. Una gran parte es seguidora de una religión en concreto porque es lo más natural que pueden hacer, en muchos casos es lo que ven como normal desde pequeños, como estos niños que son etiquetados con la religión de sus padres desde los 4 años. Hace falta cuestionarse las propias convicciones para ver si soportan el escrutinio y ver por qué uno cree lo que cree para llegar al nivel que comentáis para tener un debate más «equitativo». Y la mayor parte de la gente no se somete a un autoanálisis tan exhaustivo. Además, el cuestionar esta fe desde fuera (cuestionar la de otra persona) está arraigado en la sociedad como algo mal visto.

    En ciencia este análisis de las afirmaciones para ver si soportan las pruebas parte como algo básico e ineludible para todo científico, ya que el no hacerlo es no hacer ciencia, por definición.

    El que socialmente se consideren ciertos tabúes o complacencias con respecto al tema de la religión que no se tienen respecto al resto de cosas es algo que puede dificultar el debate o evolución de estas creencias.

    Y es eso, y no otra cosa, lo que se critica en esta conferencia.

    Saludos.

  8. Cualquier forma de fe (religiosa o no) se contradice con la visión científica y materialista del mundo.

    La fe es la ausencia de pruebas.

    La ciencia y el materialismo, buscan pruebas, las encuentran, y luego se basan en ellas.

    La fe religiosa es la peor plaga que la humanidad ha tenido y sigue teniendo en toda la historia de la humanidad.

    Richard Dawkins, como siempre, directo al grano. Los ateos podemos estar orgullosos de tener a alguien como él. Y para los religiosos igual, aun que todavía no se hayan dado cuenta de lo importante que es este hombre…

  9. Tuco Requena dijo…
    «hablar de fe a alguien que nunca la ha sentido es como explicar el concepto de la velocidad de la luz a un sordomudo»

    ¿?¿? Vaya argumento irrebatible!
    Qué tendrsa q ver q alguien sea sordomudo para no entender «el concepto» (concepto?) de velocidad de la luz?
    Si hubieras dicho ciego, pues bueno, estarías equivocado pero tendría algo más de relacion, pero un sordomudo? XD

    El resto de cosas q dices están al nivel de esto de los sordomudos, así q huelga cualquier comentario :p

  10. ¿Qué ocurriría si se aceptara la fe como argumento científico? … y a partir de ahí puedes escuchar o no, porque es como si empezásemos con ¿Qué ocurriría si se aceptara Yucatán como estado de Suiza? y utilizar eso para atacar a Yucatán…

    El master payaso Dawkins con sus sublimes actuaciones…

  11. Para el Anónimo de arriba:

    El problema radica en que hay mucha gente y muchos colectivos que SÍ utilizan la fe como argumento cientifico: como por ejemplo los creacionistas que entran en terrenos cientificos para explicar fósiles, dinosaurios, «creacion» del Universo, origen del hombre: Y para ello utilizan sus creencias y su fe como argumento válido.

    Tu ejemplo es una payasada mucho mayor que a ese a quien llamas payaso.

  12. Hola, soy el anónimo de arriba…

    DarkSapiens: no. Ni me apetece. Así que tal vez mee fuera de tiesto, pero el titular es el que es, y los ejemplos del yucatán suenan a broma algo payasa.

    Para CarlosXL. Lo que tú criticas es exactamente lo que hace la pregunta del titular, mezclar fe y ciencia, a mi no me gusta que lo hagan los creacionistas, y tampoco Dawkins, él lo hace para llevar la discusión a un lugar donde no debería estar y donde la tiene ganada.

    Mi ejemplo, está claro, es una payasada, e intencionadamente mayor que la payasada del titular de la conferencia. Lo admito.

    Un abrazo.

  13. Anónimo: ese ejemplo lo pone precisamente para ilustrar que usar ese tipo de argumentación en ciencia es una payasada… para pasar a continuación a criticar que en otros ámbitos la sociedad sí los tolera cuando no debería ser así. Que es el tema real de la conferencia.

    …como he dicho en el otro comentario.

  14. Hola, solo pasaba para felicitarte por tu blog me parece de lo más interesantes en cuanto a cultura. Sobre el debate fe-ciencia decir que ha estado presente siempre. Personalmente no creo que sean incompatible, de hecho gran parte de los mayores científicos de la historia tenian una amplia base religiosa.

  15. Muy interesante el vídeo, me servirá de material para catequesis.

    Creo que en el vídeo se comete un error, y es justamente de arrogancia por parte de los científicos (o los filósofos de la ciencia).
    La ciencia es una de las formas que tiene el hombre de conocer el mundo, una forma muy poderosa que está dando unos maravillosos resultados. Pero no es la única forma, hay otras como la fe.

    La fe y la ciencia, si se entienden correctamente no deberían entrar en ningún momento en contradicciones. O al menos a mí no me han entrado en contradicción, y eso que soy científico y creyente.

    Por supuesto, espero que se entienda lo de «no respetar la fe» como «tener la posibilidad de criticar la fe». Todos tenemos dogmas de fe aceptados, ateos y agnósticos incluidos.

  16. A los que no les gusta o no creen conveniente la comparación entre fe religiosa y ciencia, les diré que tanto la fe como la ciencia intentan explicar a su manera el cansino «Quién soy? de dónde vengo? y a dónde voy?». Espero que de esta manera tan sencilla quede legitimizado el asunto.

    Para mí hay dos tipos de personas religiosas: las inócuas, que se chutan religión a modo de píldora contra la locura. Y las fanáticas, que emprenden cruzadas contra todo aquel que no piensa a su manera. En el primer caso le diré a la señora que muy bien, que si con eso anda tranquila, pues por mí perfecto. En el segundo me veré obligado, en la medida de lo posible, a hacer como si no existiera.

    Hoy en día, y quien piense lo contrario que lo vuelva a pensar (y así hasta el infinito), estamos donde estamos gracias a la ciencia y a pesar de la religión (también, a pesar de alguna ciencia, por supuesto). La ciencia no nos obliga a creérnosla, se demuestra a sí misma y en mi opinión, lo más cojonudo de todo, es que la teoría científica correcta, que explica cualquier suceso de cualquier campo científico ES UNA!!! no quinientas, es solo una!!

    Vaya, sin querer salió mi vena platónica, disculpen.

  17. El esfuerzo de realizar los subtítulos en castellano de un vídeo en inglés es loable, pero la ortografía de los subtítulos da ganas de atreverse con la versión original y dejar de lado el texto traducido.

  18. Hoy en día, y quien piense lo contrario que lo vuelva a pensar (y así hasta el infinito), estamos donde estamos gracias a la ciencia y a pesar de la religión (también, a pesar de alguna ciencia, por supuesto). La ciencia no nos obliga a creérnosla, se demuestra a sí misma y en mi opinión, lo más cojonudo de todo, es que la teoría científica correcta, que explica cualquier suceso de cualquier campo científico ES UNA!!! no quinientas, es solo una!!

    «Estamos donde estamos gracias a la ciencia y a pesar de la religión» me parece una frase poco objetiva. Yo diría entonces que la ciencia está donde está gracias a la religión primitiva que surgió del interés por responder a las grandes preguntas de la Humanidad mencionadas más arriba. Además, aquí entreveo una polarización hacia la religión cristiana católica y su rigidez dogmática hacia los descubrimientos científicos de la Era Moderna y en menor medida Contemporánea. Pero el auge de la ciencia medieval en buena parte del mundo conocido por Occidente en aquel entonces se consiguió gracias al auge del Islam, y por otra parte fueron los monjes cristianos los que preservaron el conocimiento antiguo en Europa cuando a nadie más interesaba, durante la Edad Media.

    Pasando a la segunda parte, naturalmente que la ciencia trabaja con hipótesis demostrables y la religión no. Pero no creo que ésta sea una razón consistente para «preferir» la primera a la segunda. No creo que sea un argumento válido.
    Simplemente esa diferencia indica que ciencia y religión se ocupan de cosas distintas, que si bien en su origen pudieron estar mezcladas (en su origen todo estaba mezclado: filosofía, religión y ciencia), actualmente trabajan en campos distintos de la realidad.
    La religión se ocupa del sentido de la vida. La ciencia no se ocupa de eso, se ocupa de descubrir cómo funciona el universo.

    Por lo tanto, suscribiendo algunos mensajes anteriores, tanto los creacionistas como muchos divulgadores científicos, como tantos otros (hay periodistas, columnistas de periódicos, etcétera), caen en el error de mezclar cosas que no deberían mezclarse.

  19. Hola Javi:
    me ha encantado tu entrada; y el vídeo, por supuesto.
    La verdad es que miedo me da opinar porque, como muy bien apunta Dawkins (¿se escribe así?), ante la menor crítica, aunque sea una débil pregunta acerca del asunto en cuestión, he solido llevarme un bufido de los adeptos a la tan difundida idea… en fin. Pero, no deja de tener «gracia» que los que no participamos de ella tengamos que estar expuestos a su presencia vital en todas sus facetas, hasta en la modalidad de frases hechas.
    El genial Unamuno también tuvo su «sentimiento trágico de la vida», durante toda su vida, por no sentirse capaz de conciliar fe y razón. (A Unamuno lo criaron su madre viuda y sus tías, muy religiosas todas ellas).
    Flaco favor nos hizo Santo Tomás.

    La Historia muestra que desde la antigüedad se ha venido utilizando la religión como una forma eficaz de cohesionar a los grupos humanos, uniéndolos en una misma idea y dirigiéndolos hacia un fin común.
    (Supongo que es más fácil manejar a la masa que comparte una ideología común).
    Entiendo la fe como un vehículo que transporta una idea atrayente -en interés de unos pocos- de unas generaciones a otras. El truco es sencillo: el adoctrinamiento se efectúa con los cachorros, porque es la mejor época del desarrollo para implicar a las frágiles emociones que más tarde se fijarán en la mente.
    Los antiguos profetas elaboraron esperanza que ellos mismos necesitaban y la sembraron en sus respectivos pueblos: una masa ignorante, oprimida y desesperada, para crear mejores expectativas de vida, pero que solo sucederán en «otra vida» futura (esto último es lo que más gracia me hace). Tras una experiencia mística, estos profetas adornaron la existencia a sus paisanos y les mostraros el camino a seguir con unas normas de comportamiento: un mensaje de amor, de igualdad para todos y la fe en único dios salvador; y, lo más importante, la promesa de un paraíso después de la muerte, siempre y cuando se cumplan las normas…
    Apunte: el cristianismo se impuso por la fuerza en muchas ocasiones a lo largo de la historia. El papa Gregorio Magno tuvo especial interés en convertir a los anglos, pero ya se dio cuenta entonces de que las conversiones por la fuerza no implicaban a la fe; recomendó la tranquilidad y la suavidad, claro, por aquello de la coherencia con el mensaje que se transmitía entre los pobres e ignorantes bárbaros. Los monjes irlandeses fueron algo más listos.
    Estoy de acuerdo con lo que apunta el conferenciante sobre los niños; la ideología se transmite a la progenie sin pudor ni piedad porque, entiendan o no de qué va el asunto, mas tarde CREERÁN en ella. Y pienso que es un enorme abuso sobre su inocencia, inmadurez e ignorancia.

    (Cómo me he enrollado, ya puedes disculparme).
    Gracias.
    Saludos, desde la Enterprise.

  20. Estimada Hipatia (de arriba)

    «La verdad es que miedo me da opinar porque, como muy bien apunta Dawkins (¿se escribe así?), ante la menor crítica, aunque sea una débil pregunta acerca del asunto en cuestión, he solido llevarme un bufido de los adeptos a la tan difundida idea… en fin.»

    A mi me pasa lo mismo, aunque mi opinión es frontalmente opuesta a la tuya, cada vez que discuto uno de estos temas, viene alguien y me llama «adepto lanza bufidos», como tan educadamente has definido a los que no opinamos como tu.

    He de darte la enhorabuena porque se encuentran pocos comentarios tan bien estructurados y coherentes como el tuyo.

    Estoy contento que te compares a Unamuno con su sentimiento trágico, aunque no veo en tu mensaje sus habituales contradicciones y paradojas.

    Aunque, realmente, supongo que no llegarás a un extremo muy trágico cuando lo que más te molesta es verte expuesta a mi presencia vital o a que haga frases hechas.

    Créeme, este sentimiento lo compartes con mucha gente, aunque generalmente no es hacia un credo religioso, sino, más bien, hacia una determinada raza, pero la historia nos enseña que se puede superar.

    Si me permites «apuntar tu Apunte»: La libertad, determinadas formas de gobierno, el mercado, la civilización y la venta de tabaco se impuso por la fuerza en muchas ocasiones a lo largo de la historia. A diferencia del cristianismo, siguen haciéndolo.

    Cuando lo que tu llamas transmitir ideología yo lo llamo educar, sin pudor, por supuesto. Cuando tú lo llamas «abuso» yo me siento algo ofendido, aunque entiendo que es más culpa del ofendido que del ofensor.

    Si enseño a mis hijos que hay que amar al prójimo, de mayores podrán elegir hacerlo o no. Si no se lo enseño, es probable que no puedan elegir. Otra cosa sería que los llevase a una tienda de Disney. Ahí no se les da ninguna opción.

    Saludos desde un sobaco de Cheewaka (ni en esto estamos de acuerdo 🙂 )

    Postdata: Espero que, aunque yo te parezca un adepto, esto no te haya parecido un bufido.

  21. Cuando se busca con honestidad la verdad, no hay necesidad de sentirse dolido porque otros argumenten contra nuestras propias creencias. Quien busca la verdad sopesara los argumentos y que estos ataquen sus creencias le será indiferente. De ahí viene que quien provoca enfrentamiento lo hace porque quiere defender una fe, y no porque busque. Busquemos argumentos y dejemos la teoría definitiva de nuestra fe en permanente suspenso a razón de nuestra ignorancia, somos tontos.

  22. Soy el del comentario del sordomudo.

    Mis disculpas ante todo porque creo que no fue un comentario acertado. Cierto es que con las herramientas adecuadas son personas que podrían entender el concepto de la velocidad de la luz. De acuerdo. Tenía que haberlo pensado antes de escribir algo así. El sentido iba por otro lado pero no acerté con el ejemplo.

    Y ahora añado una frase del propio Albert Einstein al debate:

    «El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir».

    Salud.

  23. Estimado Anónimo (dirigido a quien me responde):
    No entiendo muy bien tu réplica, no obstante intentaré aclararte mi referencia.
    Cuando menciono a Unamuno no me refiero a mí porque no comparto su «sentimiento trágico de la vida» desde el mismo punto de vista. Unamuno expone su angustia en algunas de sus obras, como por ejemplo «El sentimiento trágico de la vida» o «San Manuel Bueno y Mártir», ésta última una de mis favoritas.

    Lo que intento decir en mi comentario, que quizá no haya expresado adecuadamente al analizar el origen de las doctrinas religiosas, es que ante todo soy un ser humano, al margen de ideologías, localizaciones y razas; en este sentido te remito a una excelente película, «Adivina quién viene a cenar esta noche», donde hay una escena particularmente interesante, y que viene al pelo cuando las personas nos enzarzamos en discusones de factura cultural. En esta escena, Sydney Poitier le dice a su padre (un hombre negro perplejo ante el próximo matrimonio de su hijo con una blanca, es decir, con problemas raciales) que su punto de vista lo defiende «como hombre y no como negro».

    Bien es cierto que no me gustan los adoctronamientos (quizá por esto se me pueda tachar de poco objetiva), inclinándome en la línea de Popper por la refutación de todas las hipótesis, tanto científicas como filosóficas: podría decir que la Duda sería «mi dios» en todo caso, aunque me disgusta el término, lo reconozco.
    Para esta charla hago mía la declaración de Sydney Poitier y digo que mi pensamiento intenta (observa que digo intenta) centrarse en el ser humano, para expresar las cosas como ser consciente de sus amplias limitaciones y su indenfensión ante el universo que nos contiene; con sus miedos naturales y en lucha constante contra la obstinada e indesable presencia de los prejuicios.

    Yo también propongo una frase; cuando Símaco, un pagano, imploró en vano a San Ambrosio de esta forma:
    «Vemos las mismas estrellas, los mismos cielos están sobre todos nosotros, ¿qué importa con qué método llega cada uno de nosotros a la verdad?»

    Saludos vulcanianos, amigo, desde la Enterprise.
    (Aprovecho para saludarte, Javi)

  24. Hola Hipatia.

    Muy buena la frase, aunque discutiría la utilización de «implorar», suena algo fuerte.

    Así escrito, parece como si Símaco implorase por su vida ante un sanguinario Ambrosio (probablemente amigo de la infancia).

    De hecho, en la misma conversación encontraríamos otra gran frase, la réplica Ambrosiana a la propuesta de reabrir el culto pagano (que de eso iba la discusión entre ambos) : «Por medio de la justicia, la verdad se cierne sobre las ruinas de las opiniones que antiguamente gobernaban el mundo».

    Creo que ambas frases podrían ser asumidas por casi todos nosotros, la última especialmente por los no creyentes…

    Aunque mucho me temo que, por modorra o tal vez cobardía, la mayor parte estamos en lo que les contestó a ambos Valentiniano:

    «Mi padre no destruyó los altares, y nadie le pidió tampoco que los reconstruyese. Yo seguiré su ejemplo y no modificaré el estado de cosas».

    Un abrazo.

  25. Buenas, otra vez:
    me parece interesante no tomar las citas al pie de la letra ya que van acordes con la época en las que fueron dichas. Sería bueno también tratar de no ver estas charlas como una lucha entre bandos opuestos.
    Veo en las palabras de Lisímaco otras ideas de más alcance, que quizá se comprenderían mejor si nos instalásemos en época prehistórica, cuando la carga cultural no era compleja.
    De la idea de Lisímaco lo que más me interesa es que todos vagamos bajo el mismo cielo; y el término «verdad» no me interesa tanto sino más como el conocimiento al que nos dirigen la curiosidad y las necesidades.
    Pienso que se podría hablar de verdad en términos actuales, es decir, ser humildes en el sentido de que la verdad que perseguimos, y a veces creemos haber encontrado, quizá no existe, aunque sea un concepto que se aplica en múltiples disciplinas como punto de partida para seguir indagando sobre aquéllo que se quiere conocer.
    Por experienca propia encuentro que en el mundo hay casualidad y algunas coincidencias; y, sobre todo, una incertidumbre brutal con la que no todo el mundo puede reconciliarse. A partir de aquí habría que preguntarse sobre los sistemas que empleamos los humanos para combatir, paliar, comprender o convivir con la incertidumbre que gobierna el mundo.
    Evidentemente, cada cual elige un modo para conducir su vida dentro de los cauces del bienestar; pero, sobre el mundo de las ideas pienso que hay que ser cautos, pues es la aplicación del pensamiento crítico actualizado el que confiere legitimidad -ojo, temporal-, y por lo tanto desconfío de los principios incuestionables, que se llevan transmitiendo desde siglos atrás, y que por su carácter no pueden ser refutados.
    Por último quiero puntualizar que no está en mi ánimo molestar a nadie con lo que digo; estoy aquí porque me agrada el tema, con su diversidad de opiniones y siempre que la flexibilidad permita el avance.
    Gracias y un saludo.

  26. Yo lo que todavía no sé es por qué tanta gente considera a Dawkins un fanático antirreligioso…

    En esta conferencia, por ejemplo, se limita a exponer una serie de argumentos para explicar por qué piensa que la religión se ve discriminada positivamente en algunos aspectos en la sociedad, y al menos en mi opinión lo hace de forma bastante clara y educada…

  27. yo soy profesor de Historia. Procuro seguir un método científico, no utilizar términos equívocos, no ironizar como modo de argumento… porque sé que todo ello va en contra de mi prestigio intelectual, de la veracidad de mis conclusiones. Este buen hombre no practica nada de ello, ni sabe qué es la fe (creer verdades indemostrables más que por revelación) ni aún se ha enterado de que desde el siglo XIII la teología católica, con Sto. Tomás, dejó bastante clara la diferencia entre fe y razón como dos medios de alcanzar la verdad de las cosas. Despacharse con la religión con la superficialidad con que Dawkins lo hace me sorprende mucho, y que encima pretenda considerarse un científico…

  28. Qué manía la de colocar a la misma altura racional y argumental a la fe y la ciencia. ¿Cómo va a ser lo mismo decir ‘he visto a tu hermano con un jersey rojo y un pantalón azul ir al colegio con una mochila verde’ a decir ‘he visto un unicornio rosa con mariposas que le salían por la lengua y música de beethoven por las orejas siendo montado por un gato de tres cabezas’? Pues todavía hay quien se va a la cama deleitándose con el unicornio que supuestamente vió su amigo…

  29. La única Iglesia que ilumina…..es la que arde….XD

    Broma aparte, estos creyentes se toman tan a pecho las criticas, si alguien no esta de acuerdo contigo por que eres creyente o no, da lo mismo, defender posturas y decir este tiene la razón y este otro no, me importa un pedo, cuando los argumento son sólidos, lo demás sobra, es que no lo entienda allá el y se acabo.

Deja un comentario