CONVIRTIENDO UN BOEING 727 EN UN HOTEL CON VISTAS

Por Irreductible, el 17 abril, 2009. Categoría(s): arquitectura • Lugares en el Mundo • viajes ✎ 8

Hace unos meses dejé en la Aldea un post dedicado al proyecto de reconversión de una Catedral Gótica en una Biblioteca… Bueno, pues hoy, a medio camino entre la curiosidad turística y el ingenio arquitectónico, me encuentro con el Hotel Costa Verde en Quepos, Costa Rica.

Un hotel que no sería muy distinto de cualquier otro alojamiento turístico si no fuera por una interesante propuesta… Suites en un Boeing 727 del año 1965, totalmente amueblado y convertido en dos habitaciones de lujo con una espléndida vista hacia el acantilado.

Desde la web del Hotel nos explican el proceso de convertir este avión en una suite ejecutiva con dos habitaciones, un salón a modo de Hall y una terraza montada sobre el ala del Boing: «Hemos reciclado el fuselaje de un modelo de Boeing 727-100 de 1965 usado anteriormente para recorrer el globo como parte de la flotilla de South Africa Air y Avianca de Colombia.».

El interior del aeroplano esta hecho de paneles de madera. Los muebles estan hechos a mano, las camas de teca, las mesas y armario son de Java, Indonesia.

Y bueno, las vistas no están nada mal…

No contentos con subir un avión encima de aquel acantilado y ya que estaban con las manos en la masa, también consiguieron un modelo 1954, C-123 Fairchild y lo trasladaron desde el aeropuerto internacional Juan Santamaría en Alajuela a Costa Verde, con el objetivo de convertirlo en un Bar-Discoteca…

Para hacer posible el transporte, el avion tuvo que ser desmantelado en partes, para finalmente volver a armarlo en Quepos.

—————————-
Fuentes y más información:
Si estás dispuesto a darte un viajecito a Costa Rica y quieres quedarte en este Hotel-Avión, en la web del Costa Verde Hotel puedes encontrar más datos y precios, tampoco sale demasiado caro… También puedes echarle una ojeada a esta web con alguna foto más.



8 Comentarios

  1. Hola. El blog es excelente, pero deberías cuidar la ortografía. Espléndido, no expléndido.

    Disculpa por la corrección y gracias por tu artículo.

  2. Gracias Anónimo… Casi dos años de blog y es la primera vez que alguien me tira de las orejas…

    Se acepta gustosa la corrección y ya está editada.

    Un saludo. 🙂

Deja un comentario