PAREIDOLIAS GALÁCTICAS

Desde siempre al humano de a pie le ha gustado mirar hacia arriba y ver en las estrellas objetos y figuras…
Unir puntitos celestes e imaginar las siluetas de dragones, osos o dioses… (sí… con minúscula y por decreto)

Estrellas surgidas al azar que, en las ensoñaciones del hombre antiguo durante sus largas noches, daban como resultado historias, batallas y mitos en el cielo.

Con la llegada de la tecnología y los telescopios, la imaginación no se ha ido, y de vez en cuando nos gusta echar un vistazo al cielo y seguir dibujando y adivinando figuras, siluetas…

Una de las más famosas, son los diversos “Ojos de Dios”, que seguramente habréis visto en alguna foto procedente del Hubble.

Pues bien, hoy me entero, mediante un mensajillo de estas redes sociales de las que todo el mundo habla, que el bueno de Javier Armentia acaba de rebautizar como Mickey Mouse, a un cuerpo celeste con la inconfundible imagen del ratoncillo más famoso de Disney.

Mientras… y casi simultáneamente al mensaje de Javier Armentia, me llega otro mensaje al twitter de la Aldea, con otra preciosa coincidencia galáctica… En este caso, un joven pulsar que muestra su mano… en fin… día de pareidolias galácticas.



Por Irreductible
Publicado el ⌚ 4 abril, 2009
Categoría(s): ✓ astronomia • ciencia • telescopio hubble