Algunas consideraciones sobre el «Ice Bucket Challenge»

Fue hace ya casi una semana cuando escuché por primera vez el ya célebre reto de «Ice Bucket Challenge» y he de reconocer que mi primera reacción fue muy parecida a la que veis en esta imagen:

A ver si lo entiendo... ¿Estáis gastando agua limpia en un reto para evitar donar dinero a la caridad?
A ver si lo entiendo… ¿Estáis gastando agua limpia en un reto para evitar donar dinero a la caridad?

Como ya sabréis el «Ice bucket challenge» es una campaña que se ha hecho muy viral en los últimos días y que consiste en tirarse por encima un buen cubo de agua helada con la opción de desafiar a otras tres personas para que también lo hagan o en caso contrario que donen dinero a la fundación ALSA que lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Más allá de la efectividad real de la campaña (en la que ahora entraré) su aspecto comunicativo ha sido todo un éxito… Yo diría incluso que ha sido un éxito sin precedentes. Miles y miles de videos de personas lanzándose agua fría por encima se han subido a youtube, incluyendo una enorme cantidad de personajes famosos que no han querido desaprovechar la oportunidad de mostrar su solidaridad. (En la web de ALSA podréis encontrar muchos ejemplos de estos videos)

Participantes en el reto del cubo de agua fría
Participantes en el reto del cubo de agua fría

Y bueno, como digo, mi primera impresión sobre esta campaña fue de total desconfianza… No sé, no le encontré mucho sentido. Me pareció frívola y demasiado desenfadada para algo tan serio como es esta terrible enfermedad degenerativa. Por otro lado pensé que tampoco era tan malo que una afección rara, que apenas tiene repercusión salvo los contados casos en que alguien pregunta sobre la enfermedad de Stephen Hawking, tuviera algo de reconocimiento y por una vez fuese portada en los grandes medios. Sí, aunque fuese a base de cubetazos de agua en la cabeza de famosos.

En realidad, no tenía una opinión muy clara sobre qué pensar acerca del Ice Bucket Challenge… hasta que vi este video.

 «Tranquilo, te prometo que pronto tu muro de facebook volverá a estar lleno de gatitos y versiones de «Let it go» pero por ahora la comunidad con ELA tiene el lugar principal… y es la primera vez en toda mi vida que veo algo así»

Comprobar la emocionada respuesta de alguien que realmente sufre la enfermedad y ver que es cierto, que el objetivo de la campaña –por ridícula que le pueda parecer a algunos– se ha conseguido de una manera sorprendentemente amplia, ha hecho que mis recelos previos se hayan esfumado.

Desde la propia web de la campaña, ALSA.org también me han dado nuevas razones:

Las donaciones se han incrementado notablemente
Las donaciones se han incrementado notablemente

 24 agosto 2014: La asociación ALS ha recibido a día de hoy 70.2 millones de dólares en donaciones en comparación con los 2.5 millones de dólares conseguidos durante el mismo periodo el año pasado -desde el 29 de julio al 24 de agosto-. Estas donaciones provienen de donantes habituales y de 1.3 millones de nuevos donantes.

Personalmente me parece poco dinero para la repercusión que la campaña está teniendo, y a buen seguro muchos de los «mojados» solo se han mojado con el agua y no con la donación. En los videos colgados hasta el momento he visto a gente con mucha pasta (desde Bill Gates a Jeff Bezos) que seguramente podrían doblar, triplicar y cuadriplicar la cifra recaudada hasta el momento como el que no quiere la cosa. Incluso he visto gente que seguramente se ha gastado más dinero en hacer el video que en donar.

Aun así, y aunque muchos se hayan mojado para la galería, el dinero recaudado multiplica casi por 30 el que se recaudó en el mismo periodo del año pasado… Y eso es indudablemente bueno. Para todos los pijoteros que no ven con buenos ojos esta campaña viral y que la han criticado en twitter, yo les diría que volvieran a ver el video del enfermo de ELA y se pusieran en su lugar.

Por mi parte, voy a seguir los pasos del gran Capitán Picard, y como no soy muy de mojarme directamente iré a la donación. En mi caso he elegido la Asociación española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ADELA) a la que, quizá por cercanía patria, me ha parecido más conveniente ayudar.

La web de ADELA tiene una sección de donaciones en la que os invito a ayudar, y por supuesto si os queréis mojar también con agua por mi parte quedáis retados…

Mi donativo a ADELA
Mi donativo a ADELA

 



Por Irreductible
Publicado el ⌚ 25 agosto, 2014
Categoría(s): ✓ articulo opinion