Norman Rockwell, el artista que no creía en sí mismo

Por Irreductible, el 15 julio, 2009. Categoría(s): arte • personajes • pintura ✎ 5

Parece un tópico, nunca enterrado del todo, ese egocentrismo con tintes de megalomanía que ha acompañado siempre a muchos artistas.

Creadores de arte que al recoger la paleta y el pincel se creían los amos del mundo, en ocasiones con razón… en otras, la mayoría de ellas, tan sólo era pose artificial y esa chulería propia del autodenominado genio.

Por eso, se hace difícil encontrar un artista al que no le gustara su arte… No me refiero a un simple descontento, fruto del sano afán de superación, sino a alguien que no creyera en sí mismo.

Y este es el meditativo caso de Norman Rockwell, una anécdota dentro de la pintura, ese mundo lleno de Dalís sin serlo, una historia de auto decepción artística.

Un creativo que nunca estuvo contento con su arte, y aún así… continuó con él hasta su último día de vida, hasta que falleció en 1978 con 84 años .

Sin embargo, y a pesar de lo desconocido de su apellido (que por cierto, nada tiene que ver con la tipografía «Rockwell»), Norman ha ilustrado todo un siglo con su trabajo irónico, humorístico, tierno y fácilmente reconocible.

«Triple autoretrato» (1960)

Rockwell nació un 3 de febrero de 1894, en Nueva York y desde muy pequeño ya apuntaba maneras para el dibujo, una afición que terminaría por convertirse en su oficio… Seguramente, sus trabajos para publicidad hayan marcado toda una época y aunque no os suene mucho su nombre, su obra artístico-publicitaria esté fija en vuestra mente.

Algunos ejemplos de estas creaciones en anuncios os refrescarán la memoria, como por ejemplo sus carteles para Coca-Cola, todo un icono del ya lejano siglo XX.

«Daydreaming Bookkeeper» (1924)

Aún así, y a pesar de su éxito publicitario, Norman nunca estaba contento con sus obras… Jamás le parecieron algo realmente destacable y cuando levantaba la mirada del lienzo, muchas veces lo que veía le dejaba un sabor agridulce… «Nunca lograré una verdadera obra maestra»

Fuera del mundo del anuncio, Rockwell también realizó un amplio repertorio pictórico que incluso amplió a la fotografía, siempre con su sello característico de figuras amables, entornos familiares, niños juguetones

No Swimming (1924)

Mientras, el reloj del tiempo nos situa en los principios del siglo XX… El mundo es un hervidero de corrientes artísticas que florecen por todos lados… Londres, Paris, Moscú, Nueva York… los «ismos» se adueñan del Arte y comienzan a surgir los cubismos, fauvismos, dadaismos, surrealismos, expresionismos…

Los creativos aparecen, las galerías se llenan y casi cada mes aparece un nuevo movimiento artístico… La vanguardia se posiciona tomando terrenos en todos los aspectos del arte… escultura, arquitectura, pintura…

Norman no encaja… intenta buscarse un sitio en todo aquel canibalismo pictórico, pero se convence de que su arte no tiene cabida ante aquellos grandes genios… Comienzan sus depresiones y aquella falta de confianza se agrava, aún así… continúa pintando.

The Sphinx (1921)

«Nunca llegaré a su altura»… era un pensamiento habitual de Norman Rockwell en aquellos tiempos de marabunta creativa, de genios revolucionarios… aún así, continuaba pintando…

Y el siglo avanzó… pero Norman siguió en su linea, con sus pinturas amables, con ese estilo vintage, con esa ternura de años ’20, con ese toque de humor…

Personalmente, creo que lo consiguió… Siguió su camino, hizo su arte y creó su gran obra.

Miro sus ilustraciones, ahora colgadas en miles de casas, de bares… y creo que lo hizo, pasó a la Historia con su arte, logró ser grande… Lo único que ocurrió es que él no lo supo a tiempo…


Música del Post | Glasvegas

Más información:
El post surgió tras tomarme unas cervezas en el bar de un amiguete y ver uno de los dibujos de la Coca Cola años ’20 colgado en sus paredes… Evidentemente, conocía ese tipo de ilustraciones, pero nunca me había parado a pensar quién sería el autor… Bien… Se llamaba Norman Rockwell y te recomiendo que hagas una visita, bien ilustrada, por su museo virtual, seguro que no te defrauda.

———————-
Archivado en la Sección: Creativos



Por Irreductible, publicado el 15 julio, 2009. Categoría(s): arte • personajes • pintura.