UN DIA DE LUZ EN EL BASURERO DE MANAGUA

Por Irreductible, el 18 abril, 2009. Categoría(s): actualidad • Cine • proyecto aldea global ✎ 3

La Chureca es el basurero más grande de Nicaragua.
Un inmenso y pestilente montón de sobras a las afueras de la, ya de por sí, pobre ciudad de Managua. Un hoyo oscuro en el mundo en el que se arrojan 1.000 toneladas de basura cada día.

La Chureca es el hogar, el sustento y la vida de toda una población, que ha nacido allí y que seguramente morirá allí… Una población cuyo simple nombre ya me pellizca, me duele y me asombra: Un pueblo llamado La Esperanza.

Llámale sueños, llamalé ironía, llámale estúpida inocencia… pero es el nombre de su hogar.

Allí, cada amanecer, familias enteras se despiertan y buscan… rebuscan entre los restos de basura… Buscan comida, cosas que arreglar, cosas que revender… sobras de alguien con las que vivir.

La película Day of Light | Un día de luz, quizá tan sólo sea eso… Un pequeño resquicio a la sonrisa, un descanso en la mísera vida de los habitantes de La Esperanza…

Sin embargo, está bien habérselo dado. No conoco a mucha gente que lo merezca tanto.

No creo que valga para mucho más… Quizá sólo para dos cosas:
A ellos les servirá de respiro antes de volver a la mierda…
A nosotros, para incomodarnos algo la conciencia, aunque de esto último no estoy muy seguro.

Los músicos de Braddigan, quisieron llevar su música allí durante un día, para entonar su particular Folsom Prison Blues, y dejar en las gentes del basurero, sólo eso… Un día de luz.

Sonidos, guitarras, cometas, quizá un poco de baile… algo de un color diferente, al color pálido y de segunda mano de cada mañana al levantarse.

La película acompaña un proyecto para levantar la zona, construcción de escuelas y ayuda a la comunidad del basurero de La Churequa… espero que al frente haya gente decidida y le den un significado real al nombre de ese pueblo.

Os dejo su trailer, un video de 4 minutos…
Solo 4 minutos que reflejan a la perfección toda una vida gris con un pequeño día de luz.

No me seáis cabrones y miradlo entero…

Por mi parte, espero que se estrene pronto la película.
Esto si merece subvención y no lo que yo me sé…


Day of Light from Love Light & Melody on Vimeo.

———————-
Edito la entrada simplemente para ponerle música; me ha venido a la memoria:


Música del Post | «To build a home» de Cinematic Orquestra

———————-
Más información:
Su web oficial, su ficha en IMDB, Poster, Fundación Love, Light and Melody



3 Comentarios

  1. No he sido cabrón, la he visto toda. No lo he sido esta vez, porque generalmente lo soy con este tipo de gente, con estas personas. Y es que pertenezco a los enemigos del pueblo, como dijo hace poco Lula, el pesidente de Brasil: rubio y con ojos azules. Y, además, también pertenezco al grupo al que él realmente se referia: Los occidentales, cómodos repantigados en el sofá, que les parecen muy monos los niños pobres comiendo una fruta en el basurero, y que el gobierno les de más subvenciones (espera… mientras no me suba los impuestos, claro), y que a otros les aumenten el sueldo para que vivan dignamente (pero no quiero pagar 300 euros por una camiseta nike, eso no, quiero pagar lo mismo que ahora…), y, ya puestos, ahora está de moda el tema, yo no quiero transgénicos (tal vez sean malos para la salud), y, por si acaso, aunque producen mucho más y no tienen las peores enfermedades, pues… por el bien de ellos, de los pobres, les prohíbo que los cultiven (o como alternativa les retiro todas las ayudas, como quieran). Al fin y al cabo, que coman sano (que es lo que yo, ocidental, digo) aunque no tengan para comer. Qué sabrán ellos, miserables ignorantes, lo que es mejor, menos mal que yo les enseño. (Sabías que eso es así por parte de varios países de la UE en relación a países como Somália, Uganda y otros? Curioso, verdad?) O como dijo una santa (ahora ya lo es), ayudo a los niños con toda mi fuerza, aquí en la India, pero siempre que ellos se conviertan a mi religión, por supuesto.si no, no. Y la han hecho santa.
    Bueno, será que los seres humanos somos así? Nos gusta ver a los pobrecitos desde nuestra comodidad, nos sentimos tristes, y hasta les damos cosas (siempre que no nos suponga realmente ningún esfuerzo, o ganemos algo con ello)?
    Siempre hay excepciones, menos mal, y no es mi caso. Hay un programa ahora en televisión española sobre ellos: cooperantes, ONGs, gente que de verdad da su vida y su esfuerzo por los otros. Personas de verdad. Los demás tendremos que irnos conformando con ser Homo (pseudo)sapiens, o así…

    PD: Perdón por la retahíla, me ha pillado dia malo…

Deja un comentario