Malos

LA AVENTURA DE LA HISTORIA
VILLANOS, DEPRAVADOS Y MALOS MALÍSIMOS DE LA HISTORIA

No resulta nada fácil hacer un ranking de los personajes más villanos y detestables de la Historia; son tantos que darían para escribir decenas de post como este. Por otro lado, nada más lejos de mi intención meterme en el fregado de elaborar aquí esa lista.

Además, junto a los malos más conocidos convivieron otros que, no por ser menos nombrados en los libros de Historia, gozarían igualmente del detestable honor de alcanzar puestos destacados en ese supuesto ranking.

Así, entre los malos reales más conocidos podrían estar, entre muchos y muchos otros (ojo, que estoy nombrando al “tuntún”, por lo que insisto que no se trata de una lista), los siguientes:

Los emperadores romanos Claudio, Nerón y Calígula. Sus repertorios de crueldades y depravaciones eran infinitos. Un ejemplo suave: Calígula solía forzar a muchas de las mujeres casadas de su corte a mantener relaciones con él, y después iniciaba en nombre del marido los trámites de divorcio bajo la acusación de adulterio.

El Zar ruso Iván IV el Terrible, que hizo verdadero honor a su nombre: desde docenas de niños arrojados a las aguas heladas de un río por el solo placer de disfrutar del espectáculo, hasta matar a bastonazo limpio a su propio hijo y sucesor, y esto por poner solo dos ejemplos.

Torquemada, Rasputín, Al Capone, buena parte de la familia Borgia, o Erzsébet Báthory (La condesa sangrienta), que asesinó a lo largo de su vida a 610 doncellas, a las que desangraba para bañarse en su sangre, con la creencia de conservar eternamente su belleza y juventud.

Gilles de Rais (Barbazul), Vlad Teples (Drácula), Pol Pot, Bin Laden, Stalin, Charles Manson, Mao Tse-Tung, Hitler y personajes del nazismo, y en general, criminales por ideologías políticas, raza, sexo o religión, asesinos en serie, terroristas…

Evidentemente, son solo un ejemplo; no estarían todos los que son, pero sí que son todos los que están.

También, como comentaba al principio del post, existieron a lo largo de la Historia otros malos, menos nombrados, conocidos o “populares” pero igualmente detestables, perversos y depravados. He aquí tres de ellos:

Sultán Selyúcida Key Koubat I que, entre otras lindezas, fabricó 300 tiendas de campaña para su ejército con los testículos y escrotos de 30.000 enemigos capturados en batalla.

Basilio II de Constantinopla, que en el año 1014, y para quebrantar la moral de sus enemigos, cegó a 15.000 prisioneros búlgaros, dejando con un solo ojo a otros 150, que fueron enviados a la entonces capital búlgara. Cada cien prisioneros ciegos fueron guiados por uno tuerto. Seguro que consiguió su propósito.

El faraón Menopto, que tras vencer a sus enemigos, los sirios, mandó cortar los penes a 13.000 de ellos, que exhibió como trofeo para demostrar su gran victoria.

También existen personajes míticos en maldad en la historia del cine, aunque en este caso el “American Film Institute” me ha puesto más fácil lo de la lista.

Para celebrar su centenario, la AFI elaboró en 2003 un ránking de los villanos más famosos de la cinematografía norteamericana.

Encabeza la lista el sanguinario Hanníbal Lecter, interpretado por Anthony Hopkins en “El Silencio de los Corderos” (1991).

Le siguen otros malos como Norman Bates (Anthony Perkins) en “Psicosis” (1961) y Darth Vader en “El Imperio Contraataca” (1977).

Otros villanos que aparecen son Michael Corleone (Al Pacino) en “El Padrino II” (1974), la niña de “El Exorcista” (1973), interpretada por Linda Blair, el monstruo de “Alien” (1979) o, atención: el cazador que mató a la mamá de “Bambi” (1942)

Para mí ha habido dos malos malísimos que buen miedo me daban (posiblemente traumas de la infancia). Por un lado “el hombre del saco” y, por otro, el tiburón de la película de Spielberg (1975) que, curiosamente, aparece en el nº 20 de la lista de la AFI.

Aún recuerdo que después de ver la película (tenía 8 años) estuve más de una semana mirando debajo de la cama al ir a dormir… ¡por si me lo encontraba debajo!

Claro que, convendréis conmigo en que siempre será mejor una pesadilla con el tiburón de Spielberg o con el “hombre del saco” que con el más arriba citado Sultán Key Koubat I…
…Sí, sí, ese que se hacía tiendas de campaña con nuestros tan apreciados y estimados… atributos.

————————
Artículo realizado por Guillermo

Si te interesó este Post puedes echarle un vistazo a:
William Petty ¿Héroe o Villano?
Joe Dope, la esencia de la estupidez
Ser cornudo no es merito para la Cruz de la Legión de Honor



Por Guillermo
Publicado el ⌚ 8 septiembre, 2008
Categoría(s): ✓ curiosidades de la historia • guillermo • historia