CARTA DEDICADA A… ANÓNIMO

Por Irreductible, el 2 septiembre, 2008. Categoría(s): articulo opinion ✎ 10

CARTA DEDICADA A… ANONIMO
Estimado Anónimo:
Estoy encantado de que comentes en mi blog.
La sóla presencia de tu nombre, ya colma de orgullo y honores inmerecidos esta humilde bitácora.

Es realmente una satisfacción ver como un autor tan conocido como tú, tan afamado, tan vendido y tan leído (tanto o más que ese tal Bestseller que tanto nombran por tierras anglosajonas), tan prodigioso y a la vez pródigo en cantidad y calidad de obras realizadas, quiera pasarse por este rincón de internet.

Y no exagero un ápice mis loas y encomios hacia tu persona y tu trabajo:
– Inmenso, como el coloso que pintaste y que, malagradecidos e incrédulos nosotros, pensábamos de Goya.
– Excepcional, como el sueño que dibujaste en tus Mil y una noches.
– Inmortal, como el pícaro salmantino que pulcra y discretamente escribiste en el siglo XVI.

Sin embargo, no sé que te ha ocurrido… estimado Anónimo.

Tu prosa ya no es la misma, tus versos no acarician la suave rima como antaño solían, tu imaginación parece presa del más desgarrador de los diablos auyentadores de musas, tu originalidad ha caído en un abismo de monótona niebla con mohosas frases ya dichas y tópicos gastados.

Entras en la Aldea y no pareces el mismo que, hace no tanto me deleitaba cuando ojeaba y hojeaba las pícaras andanzas de aquel Lazarillo… Las frases con las que te hiciste famoso se han tornado en vanos insultos y típicos arrumacos tan cercanos a la necedad y la estulticia, que apenas puedo creer que sean tuyos ni provengan de tu, hasta ahora, grácil mano.

Incluso caes en la bajedad de la falta ortográfica… en el pobre recurso del ignorante de frase corta y doscientas K… en la oculta y solapada ocasión del plagio más advenedizo…

¿Que te ha ocurrido, Anónimo?

Estos siglos te han hecho perezoso. La insulsa cadencia de los años ha mellado tu espada afilada de ingenio y te ha marginado a la prisión del mediocre, a la nocturnidad y vileza del ladrón de ideas, a la simplicidad sin genialidad, al peligroso abismo del ocio sin aprendizaje de ningún tipo…

¿Qué te ha ocurrido, Anónimo?

Dejas en mi blog comentarios absurdos, etéreos, sin sueños de grandeza, sin chispa pero con fuego, con eléctrica rapidez pero sin luz, con rabia y enfado pero sin causa ni razón…

¿Qué te ha ocurrido, Anónimo?

Tú que dejaste indeleble huella en piedra, en sabias columnas de emperadores, en pergaminos amarillentos de conocimientos, en manuscritos que dieron luz a la edad media…
Tú que pintaste con sangre bisontes prehistóricos en cavernas de tiempo, tú que dejaste vivencias y logros en la biblioteca de Alejandro, tú que conocistes a tantos y tanto…
Tú que inventaste la rueda, la polvora, el papiro… tú que creaste el mundo que ahora conocemos…

¿Qué te ha ocurrido, Anónimo?

Ahora vagas por el camino fácil de atajo incorrecto, acortando palabras, usando extrañas siglas, olvidando siglos, parloteando improperios que reemplazan bellas palabras, trocando lenguaje y comunicación por retahilas de polémicas y descalificaciones, ensuciando el lenguaje de Cervantes con quien antes te igualabas…

¿Qué te ha ocurrido, Anónimo?

Kon lo ke tu molabas masho!!!… Joder, Anonimo, me as echo polbo!!

—————–
Archivado en: Los Artículos de la Aldea

Para conocer las novedades de la Aldea
Suscríbete a los Feeds Irreductibles



10 Comentarios

  1. Ya no hacen anónimos como los de antes… 😉 A mí no me gustan demasiado estos comentarios sin nombre, pero me resisto a no permitirlos. es cierto que hay gente que no tiene blog y para ellos es bastante engorroso comentar en Blogger… pero aún así prefiero saber con quién estoy hablando.

  2. Aún recierdo cuando leía sus obras maestras. Aquel: «…Albricias, Alvar Fañez, ça a más honra tornaremos a Castilla»

    Sí… es verdad. Anónimo ya no es el que era. Será la edad… De todas formas yo siempre le haré un hueco, aunque sea en la carpeta de «spam».

  3. Por cierto, a Alejandro los libros, como que no. Mucha educación por Aristóteles y todo eso, pero donde se pusieran el vino, Efestión y Bucéfalo, que se quitara Homero. Creo que fue Ptolomeo Soter quien inició la biblioteca, ya más tranquilito después de tanto brincar por Asia.

  4. Vengo de vacaciones y veo que ya tengo lectura para un buen rato y además de gran calidad.
    Pues eso que te vuelvo a visitar con la misma frecuencia que antaño.
    SALU2

  5. Es que estoy viejo y casado. Ya ni ganas tengo de responder a estos reclamos. Hay días en que no se ni donde poner un acento y llego a dudar del idioma en que escribo. Es el destino de todos los inmortales.

Deja un comentario

Por Irreductible, publicado el 2 septiembre, 2008
Categoría(s): articulo opinion