COSAS DE LA ALDEA … PREMIO «BLOGGER DEL DÍA»

Por Irreductible, el 18 febrero, 2008. Categoría(s): blogosfera • cosas de la Aldea ✎ 3


PREMIO «BLOGGER DEL DIA»
Por fin es lunes y no está nada mal empezar la semana recibiendo un premio!!… Lo cierto es que cada día me gusta más esto de la Blogosfera 2.0…
Gente de todo el mundo visitando lo que hace otra gente, conociendo lo que piensan otros, comentando y dando ideas…

¿Y por qué no?… Premiándose entre ellos, como forma de animar para seguir haciendo proyectos y realizando propuestas…

Recibo encantado este premio de manos de una de las webs expertas en esto de dar premios… El blog Arte y Pico

Cómo decía ayer el gran Alfredo Di Stefano cuando le dieron su enésimo homenaje y premio…
«No me lo merezco, pero lo trinco!»… jajaja… 🙂

Por mi parte, paso este «meme» premio a dos grandes blogs de Ciencia que también estan haciendo un estupendo trabajo con sus webs, realizando propuestas muy interesantes y post amenos:

Partiendo de Cero – El Blog-Podcast de Funfrock
Eureka – El blog de astronautica de Daniel Marín



3 Comentarios

  1. DIRE STRAITS Y EL “TROLEX” DE MI AMIGO RAFA.

    Hola irreductible, enhorabuena por ese premio….y que sean muchos más.
    Como ya te comenté, poco a poco, y conforme el tiempo me lo va permitiendo, voy “aldeanizándome” y profundizando en tu magnífico blog.
    Aparte de los video pasajes de la historia …..(qué te voy a decir), de los grandes documentales de todo tipo que recomiendas, de tu interesante proyecto “músicas por descubrir” y de los blogs y páginas amigas que enlazas (ya he visitado varias y están realmente bien), me vienen a la cabeza muchos recuerdos con tus post y referencias sobre Dire Straits y Knopfler….
    Sí, son muchos esos recuerdos……tantas tardes estudiando con el “Comuniqué” sonando de fondo…….y aquella gran cara A del “Making movies”: “Túnel of Love”, “Romeo & Juliet” y “Skateaway” …. (¡¡ qué grandes 20 minutos !! )…..se agradecía en aquella época de vinilos no tener que levantarte para cambiar de canción en el tocadiscos.
    Pero, este fin de semana, he recordado con un amigo de la infancia una anécdota que nos sucedió a tres amigos en aquel mítico concierto en Madrid, en la Plaza de Toros de las Ventas….. y no me resisto a comentártela.

    Permíteme que te la cuente:

    Si mal no recuerdo fue en octubre de 1992. Eran las 19:00 h y había quedado con Miguel y Rafa bajo la estatua del Yiyo en la monumental madrileña.
    De lejos les vi acercarse. También me vieron, y Rafa comenzó a agitar el brazo izquierdo como si tratara apartar de sí un enjambre de abejas:

    – Mira el reloj que me ha traído Miguel – me dijo con una sonrisa de felicidad de oreja a oreja.
    – Mola……y……cuánto? – le pregunté.
    – ….4.000 pelas….. – contestó.
    – Está muy bien, pedazo reloj parece…… venga vamos a por un buen sitio…..

    Miguel acababa de llegar de un viaje a Turquía y Rafa le había encargado que le trajera un Rolex de imitación (también conocido como Trolex). En aquellos años el mercado de imitaciones no había llegado aún a España, así que esa era la forma más frecuente de conseguirlas.

    Entramos y dimos con una buena colocación, de pie en la arena, justo enfrente del escenario. Ni que decir tiene que a medida que se acercaba la hora fijada para el comienzo parecíamos sardinas en lata en un vagón de metro de Tokio en hora punta…….pero qué nos importaba!!! …íbamos a ver a los Straits en directo y bien cerquita (tendríamos 8 ó 10 filas por delante).

    Por fin, tras repartir y recibir innumerables codazos, empujones y pisotones para mantener esa privilegiada posición, sobre las 22:00h se apagaron las luces…..

    Primeros aplausos….
    Knopfler y su banda al escenario……Saludan…..
    Más aplausos…..
    Primeros acordes de “Calling Elvis”…….
    Nuestros brazos hacia el cielo……aplausos más fuertes……. el delirio……

    …..Pero ahí acabó todo…… Ese fue el corto y triste final del pseudo reloj de mi amigo Rafa: al fragor de las palmadas al aire el flamante nuevo reloj salió disparado de su muñeca……yendo a parar inexorablemente al oscuro y polvoriento suelo del coso madrileño para ser pisoteado, desmantelado y descuartizado por docenas de enloquecidos zapatos al ritmo de los compases de aquella canción y de todas las que vendrían después…….

    Rafa ya no vive en Madrid…..pero nos visita de vez en cuando.
    Después de casi 16 años, cada vez que nos reunimos los tres amigos recordamos la anécdota y nos echamos unas risas……
    …….y Miguel todavía sigue invitando a cañas a Rafa……en desagravio por aquellas 4.000 pesetas….(más el IPC)…

    Un saludo.

Deja un comentario