El espía ¿ingenioso? y la Lanza del Destino

Por Guillermo, el 16 abril, 2012. Categoría(s): curiosidades • guillermo ✎ 25

Os propongo un pequeño juego – rompecabezas:
Vamos a imaginar por un momento que somos un doble espía.

Por un lado, somos espía al servicio de la Alemania nazi, justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, y debemos entregar de inmediato a Hitler una poderosa super arma, que hemos conseguido robar del Museo Arqueológico de un lejano país.

Se trata de la “Lanza del Destino”, de la que una leyenda cuenta que aquel que la posea tendrá el destino del mundo en sus manos.

Todos conocemos el interés de Hitler y compañía por este tipo de objetos. Un ejemplo fue la búsqueda del Santo Grial por Otto Rahn en Montsegur, o por el propio Heinrich Himmler en Montserrat en 1940. Lo mismo ocurrió con la mítica Arca de la Alianza, buscada por la SS en Egipto, o con la Lanza de Longinos.

Esta podría ser nuestra lanza

Pero por otro lado, nuestra verdadera identidad es la de agentes del servicio secreto aliado, y también queremos hacer llegar cuanto antes a Hitler esa supuesta “Lanza del Destino” porque, bajo la apariencia de una mágica reliquia, también es una compleja arma diseñada por ingenieros aliados, que acabará con la vida del dictador una vez llegue a sus manos, evitando así el estallido de la guerra.

El asunto es ultrasecreto y urgente; la guerra está a punto de comenzar.

El transporte de la lanza ha de ser en avión, pero al llegar al aeropuerto de aquel remoto país, nos encontramos que los funcionarios se niegan a aceptar el envío de la lanza.

Su longitud es de 1 metro y 70 centímetros y, según el párrafo 4º de la instrucción 26 de las Normas de Vuelo, en la bodega de carga sólo aceptarán bultos cuya longitud /altura / anchura no supere 1 metro.

El contraespionaje aliado no había reparado en este problema, no podemos contar con ellos y no queda tiempo. El avión despegará en un par de horas, y el próximo vuelo será dentro de una semana.

Hay que pensar rápidamente la manera de transportar la lanza en el avión. Y hay que pensarlo ya.

Llevar la lanza con nosotros en la cabina del pasaje tampoco está permitido porque la instrucción 17 prohíbe transportar armas blancas con el pasaje. Tampoco es posible recortar la lanza, ni sobornar a los funcionarios, ni secuestrar el avión…

Podéis escribir lo que se os ocurra. La cuestión (además de agudizar nuestro ingenio) es también pasar un buen rato con vuestras divertidas respuestas 😉

Así pues, vuestras respuestas hoy… la solución mañana.

Actualización: Ya está publicada la solución a este juego



25 Comentarios

  1. Se me ocurren varias posibilidades, puedeponerle un vestido mono y una peluca y decir que es su mujer que está a dieta y tiene mucha mala leche, aparte de la cojera. Puede decir que viaja con un enfermo y fabricar una camilla en la que la lanza sería uno de los soportes, lo malo es que la mano de uno de los porteadores iba a quedar un tanto perjudicada, puede decir que es cojo y que esa es su muleta, puede decir que es «la muerte» y si no lo dejan embarcar se va a tener que llevar al que tiene delante… en fin voy a dejar más alternativas a los demás.

  2. Escultura impresionista-minimalista preWWII, un cubo de yeso de 1m3 exacto, liso, simple, hermoso…
    En su interior, en la diagonal una lanza de 1’7, formando la hipotenusa de un triangulo rectangulo con un cateto (vertical) de 1m, y un cateto horizontal de «raiz de 2» que es a su vez la hipotenusa del triangulo rectangulo formado por la diagonal de cuadrado del suelo de dos catetos de 1 metro.
    El resultado, algo mas de 173cm de diagonal, las paredes de yeso del cubo habran de ser finas, pero puede colar en aduanas.

  3. Es muy sencillo. Yo llamaría a mi amigo Joseba, que es de Bilbao,para que lance la lanza (valga la redundancia) hasta Munich, y de paso se la incruste en el entrecejo al Hitler ese.
    Asunto resuelto y matas dos pájaros de un tiro 🙂

  4. Manuel: No hace falta la escultura de yeso. Dice que solo aceptan BULTOS de 1 x 1 x 1 . Osea que una caja de 1 x 1 x1 y en la diagonal de vértices opuestos va colocada la lanza.

  5. Por cierto , el servidor lo teneis configurado con 9 horas de retraso ya que el mensaje esta enviado a las 11:15 hora española.

  6. Como dice Manuel, metemos la lanza en una caja (no soy tan impresionista ;)) de 1x1x1 m, bien sujetita para que no la rompa, y tardamos en matar a Hitler lo que tardemos en cogerla de la cinta de facturación!

  7. Lo de la escultura es porque también prohíben transportar armas blancas, si la metes en una simple caja igual en aduanas les da por preguntar que tiene la caja, la abren y se lía parda.
    La escultura de yeso es para disimular (la lanza bien sujeta, acolchada y encajada, que no repiquetee y salte la liebre de que hay algo dentro). Si acaso los de las aduanas no crees que sean muy compresivos con el arte minimalista, siempre puedes «esculpir» motivos artísticos afines al régimen en los laterales.
    Un cubo con caras plagadas de misteriosos (y ominosos) símbolos que parecen datar de aeones pasados, pero que incluyen esvásticas por doquier deberían de ponérsela tan dura a cualquiera de la orden de Thule como para que ningún aduanero se le ocurra algo más que mirar la escultura reverencialmente sin tocarla apenas. Desde luego no romperla a ver si tiene algo dentro.
    Un paquete simple… a veces no tiene el mismo efecto. Y despues de la pifia de la operacion Valkiria, mejor no arriesgar ¿no?

  8. La facturas en Ryanair y pagas la estafa correspondiente… mientras ingresen dinero como si quieres llevar al rey y su elefante como equipaje…

  9. Le hago al de seguridad la 3 14 al estilo Jesús y me cuelo en el avión con la lanza.
    Si no se lo tragan grito «This is Spartaaaa!!» Y arramplo con todo, llamo a mi amigo Mohamed Atta y le prometo 72 virgenes para que pilote hasta Berlín. El Fuhrer me recompensa mandandome de vacaciones a las minas de sal de Wielizcka, no se vuelve a saber nada ni de mi ni de las 72 virgenes. Mohamed Atta se convertirá en un tío famoso unos cuantos años después.

  10. si es como en España basta con comprar un traje en el aeropuerto y meter la lanza en la funda junto al traje

  11. La lanza de Longinus y la del Destino, son exactamente la misma reliquia, como podras comprobar en el enlace que tu mismo has puesto en la Wikipedia. No se porque la pones como un ejemplo aparte para explicar el interes de Hitler en estas reliquias, cuando es la misma reliquia de la que estas hablando.

  12. Los estuches de los contrabajos son enormes, me compro un contrabajo con estuche y desmonto la parte acolchada para encajar la lanza, y lo vuelvo a montar todo con el contrabajo en su sitio. Después compro 2 pasajes uno para mi y el otro para el contrabajo.

  13. Dado que se trata de la Lanza del Destino, le marco con el GPS cual es mi «destino» y me monto encima como van las brujas en las escobas y no necesito ni avión ni nada.

  14. Y digo yo:
    ¿Porqué no quitar el mango, las lanzas romanas de aquella época estaban formada por varias partes (creo recordar), pos na se desmonta y se mete en una caja.

    Creo recordar que la punta de las pilum medían sobre unos 60 cms. con lo cual el palo medirá el resto. 110, así que puedes facturar la punta, y el palo llevarlo como bastón, ( te lo retienen en cabina, pero luego te lo dan cuando desembarques).

    Pero tambíen me gusta la opción de la caja de 1 * 1 * 1

  15. 2 propuestas de una persona de letras:

    1. ¿Y por qué tiene que ir en avión? Dependiendo de dónde esté puede ir en tren o coche e incluso llegar antes.

    2. Si tan importante es el arma para él y suponiendo que se haya tragado el cuento, seguro que el Führer mismo responderá a nuestra llamada telefónica urgente para que dé las órdenes pertinentes al personal del aeropuerto.

  16. Si el que posee la lanza tiene el destino en sus manos no tendrá problema en hacer llegar la lanza a su destino 🙂
    En caso de que no funcione, se podria enderezar la lanza, no se de que material esta hecha, pero se podria doblar hasta hacerla pasar por un hula-ho de esos que se mueven con la cintura.
    Tambien se podria llevar metida debajo de la ropa, siempre que el que transporta la lanza sea de 1,70m.

Deja un comentario

Por Guillermo, publicado el 16 abril, 2012
Categoría(s): curiosidades • guillermo