Minificha 79: El ingenio del hombre que desbancó el Casino de Montecarlo (1875)

Por Guillermo, el 18 enero, 2012. Categoría(s): curiosidades de la historia • guillermo • Minificha ✎ 9

En 1873, el británico Joseph Hobson Jagger, conocido como el primer hombre que “hizo saltar la banca” del Casino de Montecarlo, era ingeniero mecánico en una fábrica textil de Halifax, Yorkshire.

Sus conocimientos sobre tuercas, tornillos y el desgaste que se producía en las ruedas de hilar lana de su fábrica (asimilándolas a las ruletas de los casinos) le hicieron reflexionar con ingenio: ¿las ruletas de los casinos estarán perfectamente equilibradas? ¿o también se desgastan?… Si es así, ¿ese desgaste puede producir que algunos números tengan más probabilidad de salir que los demás?

Mesas de ruletas. Casino de Montecarlo

Con esa idea en la cabeza, Jagger se puso manos a la obra y contrató a seis ayudantes para que apuntaran los resultados de las seis ruedas de ruleta del Casino de Montecarlo, durante las 12 horas al día en que el Casino estaba abierto.

Pasó los siguientes seis días estudiando detenidamente los números, hasta que encontró lo que buscaba: en cinco de las seis ruletas los resultados parecían ciertamente fruto del azar, pero en una de ellas, los números 7, 8, 9, 17, 18, 19, 22, 28 y 29 aparecían con una frecuencia muy superior a lo que la probabilidad natural indicaba.

El 7 de julio 1875 fue el día escogido por Jagger para poner en práctica su teoría. Rápidamente ganó una considerable cantidad de dinero, 70.000 $. Al cuarto día sus ganancias ascendían ya a 300.000 $.

La dirección del Casino comenzó a pensar que aquello era algo más que una racha de buena suerte de cuatro días, así que reorganizó las ruletas, cambiándolas de sitio.

Al quinto día Jagger acudió a su sitio de siempre, pero comenzó a perder. Tras unas horas de confusión, Jagger se percató del cambio de sitio de las ruletas porque la ruleta sobre la que apostaba no tenía el pequeño rasguño con el que días antes había marcado la máquina defectuosa por el desgaste.

Jagger buscó la pequeña marca y localizó de nuevo su ruleta. Jugó y volvió a ganar. El Casino cambiaba de nuevo las ruleta de sitio, y así varias veces, pero cada vez que lo hacía, Jagger la encontraba y ganaba un buen dinero, aumentando sus ganancias totales hasta 450.000 $, cantidad astronómica para 1875.

El Casino tomó nuevas precauciones y durante los siguientes dos días Jagger perdió en sus apuestas.

Jagger decidió que era el momento de retirarse, tomó sus ganancias restantes, 325.000 $ de aquella época, y se fue de Montecarlo para no volver nunca más.

Pagó a sus ayudantes y regresó a Yorkshire, dejando su trabajo en la fábrica e invirtiendo el dinero ganado.

En 1892 falleció Joseph Jagger, el primer hombre que desbancó el Casino de Montecarlo gracias a la inspiración que encontró en una rueda de hilar lana.

———————————-
Fuentes y más información: En “Evolución matemática de los juegos de azar durante el siglo XIX”, 2 y 3
Archivado en la sección: MiniFichas



9 Comentarios

  1. Es lo mismo que hicieron los famosos PELAYO. Explican esta técnica en su libro.

    Ellos se pasearon por casinos de media europa hasta que en varios les prohibieron el acceso.

  2. luego vinieron los pelayos a copiarse el método y decir que lo han inventado ellos, y los españoles nos los creemos, como lo de rumasa y sus indemnizaciones, que pardillos.

  3. Creo recordar que no hace demasiados años el clan familiar de «los pelayos» hicieron algo muy similar en varios casinos españoles, me pregunto que harán los casinos hoy en día para evitar estas «trampas» de las matemáticas.

    Muy chula la minificha, como siempre.

  4. Actualemente me parece que cambian los rodamientos cada cierto tiempo. Los Pelayo tambien usaban otra técnica: se fijaban en los croupiers. Cada uno tiene sus estilo y sus tics y en algunos casos ello acababa en la tendencia de que salieran unos numeros más que otros. Esperaban a los últimos 5 minutos del turno (los croupiers suelen operar en turnos de 30 minutos. Los casinos tambien saben que hay tendencias involuntarias y por eso colocan turnos tan cortos) y algunas veces acertaban.

  5. Todos los que hablan de esos pelayos no saben absolutamente nada, porque son jóvenes.
    El primero que habrá querido sacar ventajas seguramente debe haber sido el «primero» que construyó una (obviamente, por lógica).
    Como puede ser que le crean a ese vivillo todos esas hazañas (que pueden ser ciertas, pero no es el que descubrió nada).
    En Mar del Plata los que hicieron lo mismo fueron los marineros del Grand Spee cuando lo hundieron en las aguas de Montevideo y se esparcieron por varios países.
    También los marplatenses lo sabían y no era ninguna novedad, la diferencia fue que los teutones se callaban la boca (como corresponde).
    Para terminar, que nadie se le ocurra hacerlo ahora porque la tecnología avanzó demasiado, hasta pueden concentrarse en una persona sola y hacerla ganar o perder a discreción, claro que van a decir que es todo legal etc. etc.
    Fue una linda época, saludos

    Marciano

Deja un comentario