SON IDIOTECES… Y SON MALAS PARA USTEDES

Por Irreductible, el 3 septiembre, 2009. Categoría(s): humor • pseudociencia • soy ateo pero no muerdo ✎ 12

Hoy os traigo una pequeña perla de uno de los cómicos más irreverentes y geniales que ha dado el Universo del monólogo… Un hombre que ya ha pasado en varias ocasiones por la Aldea luciendo su descarado humor y sus ataques directos a lo políticamente correcto: George Carlin.

Hace algo más de un año que Carlin falleció y creo que hoy es un buen momento para disfrutar de uno de sus Shows al completo.

Seguramente muchos de vosotros lo habréis visto en algun video corto de algunos minutos, pero es posible que no os haya sido posible disfrutar de todo un espectáculo completo.

Bueno… Pues hoy es el día… Se trata de «It’s bad for ya»… Una increíble sucesión de verdades como puños endulzadas (si eso en Carlin es posible) con un humor desternillante.

Una de sus últimas actuaciones grabada íntegramente y que hoy podéis disfrutar al completo.

El video consta de 7 partes, enlazadas en un sólo reproductor… Así que sólo hay que darle al play y disfrutar… En serio os lo recomiendo: Este hombre era un genio. 😉



12 Comentarios

  1. Desde luego, este grandísimo genio metía el dedo en la llaga en tantas cosas, que realmente pensabas mucho más de lo que reías.
    Descanse en paz.

  2. @Pedro… Tampoco creas que lo «toleraban» mucho en EStados Unidos…

    En sus shows y sus actuaciones tenía a sus seguidores, pero la casta y puritana sociedad americana del in god we trust, no lo podía ni ver… jajaja

  3. Aqui ¿algo parecido?… quizás Pedro Ruiz andes de encanecer, un poco Sabina cuando tienen la ¿osadía? de darle un premio o Quintero entre cubata y cubata. No hay nada igual.

    Decían (los jóvenes o los sin memoria) que Risto. Pero visto la coña insustancial, sin identidad, parcial y encima llena de obviedades de ayer (el G-20 de los cojones). En fin… si eso es lo que hay… habrá que seguir viendo y escuchando a los muertos.

    Buena recomendación. Pensaba que era yo solo el rarito que veía estas cosas

  4. Sinceramente, no conocía a George Carlin, y como me ocurre con otras tantas cosas, tengo la sensación de que lo he descubierto tarde…

    Me ha recordado muchísimo a Bill Hicks, otro comediante mordaz y genial, pero Hicks no pudo tener una trayectoria tan larga como la de Carlin, pues murió con sólo 32 años.

    En YouTube hay mucho de Hicks. Como muestra, la primera parte de Relentless, una actuación de 1991.

    http://www.youtube.com/watch?v=vKak84P6Mzw

  5. Tengo que decir que solo he visto el primer video pero no me ha gustado nada. Me ha parecido muy cruel, hay mucha gente mayor que no ha tenido la suerte de envejecer tan bien y conservando todo su ingenio, no se merecen los enfermos de alzehimer y demás que se metan con ellos. Sinceramente si este hombre todo lo que ha hecho es así no me da pena haberlo descubierto hoy mismo

  6. Solo he visto esa primera parte, pero no he visto ni oido critica mordaz alguna. Solamente que le jodan a este, al otro, me cago en los pantalones, etc., etc. Si es un tipo válido como decis, esos 10 minutos no son ninguna buena carta de presentacion.

  7. @Anonimo … Yo ví los primeros 10 minutos de Tiburón… Aquello no era una película de miedo ni salía ningun tiburón, tan sólo era la historia de un pueblecito muy feliz junto a la costa… 😉

  8. Bueno, solo decirles que hace varios años vengo leyéndolos y casi nunca, o nunca, les he dejado un comentario por la sencilla razón de que siempre tenían un comentario que decía lo que yo deseaba decir y, como entenderán, no es cosa de decir «suscribo lo de Mengano».

    En este caso es diferente.

    George Carlin y Bill Hicks me recuerdan a los bufones reales que tenían el permiso, y la obligación, de hacer chistes respectos a su señor. Estos bufones llegaban a su posición y obtenían ese privilegio, por lo general, gracias a una malformación física que lo hacía «ridículo» o «gracioso» o al menos «extravagante» a la vista de los demás.

    Hicks y Carlin obtuvieron, en su momento, ese privilegio pero lo obtuvieron gracias a su genio, el uso del sarcasmo, el uso de la ironía, y una profunda comprensión de Lo Real que les permitía ver el trasfondo de las cosas.

    Ellos, como todo humorista genial, no se quedan en las buenas formas, en lo políticamente correcto, ellos ven detrás, se preguntan la razón de cosas que los demás han aceptado como «naturales» o «hijas del sentido común» durante milenios. La gente como Carlin o Hicks son filósofos, a su manera, que cantan verdades como puños arrancándote una sonrisa.

    Y son polémicos.

    Pero el humor, al menos el humor inteligente, es polémico por necesidad, porque levanta ronchas, lastima, dice verdades que no deseamos oír y nos las dice de una forma en la cual no podemos evitar oírlas. Concentran un razonamiento en veinte palabras a las cuales les dan un giro humorístico.

    Y te hacen pensar, te meten un clavo ardiendo en la cabeza y te despiertan el cerebro.

    Aplaudo a esos tipos.

    Un abrazo.

Deja un comentario