Yo me muero como viví

Por Irreductible, el 2 septiembre, 2010. Categoría(s): curiosidades • personajes ✎ 6

Desde los días antiguos quizá no haya habido una historia de amor comparable a la de Beren y Luthien. El romance imposible entre un Eduin y una Elfa que decidió renunciar a la inmortalidad propia de su pueblo para terminar sus días junto a su amor mortal.

La historia la cuentan los viejos romances y manuscritos de Tolkien en el Silmarilion y tiene su eco más allá de la Tierra Media. En el cementerio de Wolvercote, en Oxford, el visitante casual puede encontrar una tumba doble donde descansan juntos los restos de J.R.R. Tolkien y su esposa Edith, con el epitafio de Beren y Luthien.

Tumba de JRR Tolkien (03 enero 1892 – 02 Septiembre 1973)

Un día como hoy fallecía en Bournemouth.

Como cantaba el viejo trovador… Yo me muero como viví.



6 Comentarios

  1. La historia de Beren i Luthien es preciosa i una de las que determinó el destino de la Tierra Media, como fan de Tolkien recomiendo leerla 😀

    No es por ser quisquillosa, pero los hombres de las 3 casas de amigos de los elfos, a los que pertenecia Beren, se llamaban Edain :).

  2. Aún siendo ateo, como fan enfermizo de tolkien, acabas de descubrirme un lugar más que tendré que visitar cuando pise la isla.

    Por cierto, para los que no lo han leido, *spoiler*

    Que genial es la batalla entre Sauron, el pardillo de la época, y esta señora, destrozándole el castillo a pleno pulmón. Los pelos de gallina se me pusieron leyendo esa parte.

Deja un comentario

Por Irreductible, publicado el 2 septiembre, 2010
Categoría(s): curiosidades • personajes