La mujer con la Biblia en una mano… y un hacha en la otra

Por Irreductible, el 2 enero, 2009. Categoría(s): curiosidades de la historia • guerra mundial • personajes ✎ 18

El asesinato del Archiduque Francisco Fernando en junio de 1914 dió pie al comienzo de la Primera Guerra Mundial, que duraría casi hasta finales de junio de 1919, con la Paz de Versalles.

Ser joven durante ese periodo de tiempo, significaba en la mayoría de los casos, convertirte en soldado e ir a la guerra… Tras vivir hundidos en el barro de las trincheras de la Primera Guerra Mundial, muchos de los soldados americanos que lucharon en la Gran Guerra, tenían un sueño en común… Llegar sanos y salvos a casa, y tomarse una cerveza fresquita, lejos de aquel lodazal infestado de ratas.

Sin embargo, lo que hoy podríamos llamar «el colmo de la mala suerte» sería llegar a tu hogar, en Estados Unidos, después de haberte pasado los últimos años de tu vida, revolcado en fango y encontrarte con que no puedes probar ni una gota de alcohol…

Mientras tú estabas rompiéndote los cuernos en Europa, los más puritanos se habían hecho con las riendas de tu querida America y se habían sacado de la manga una «enmienda a la Constitución», la denominada Ley Volstead… y había comenzado el tiempo de LA LEY SECA

Pues sí… el colmo… Ya hay que tener mala suerte…

Esto no podía quedar así… Nadie se enfanga en una guerra, derrota al enemigo… y vuelve a su casa para brindar con zumo de naranja… No señor…

Las movilizaciones no se hicieron esperar.

Soldados Americanos de la IWW de vuelta a casa, expresando su opinión sobre el temilla…

La consigna era clara: ¡Queremos Cerveza!… (alguno añadía: también pollo… disidente!!… ) [Monty Python quote]

Y tardaron, pero al final lo consiguieron… Porque no hay nada más bonito que un pueblo luchando unido por una causa justa… salvo el de la pancarta del pollo 😉

Y es en este punto, donde os presento a Carrie Amelia Nation… toda una institución en Kansas (donde si no…), Estado en el que incluso tiene un Museo dedicado a su figura… aunque ya conocemos todos, cómo pueden llegar a ser los Museos de Kansas

Carrie Nation fue una de las mayores impulsoras de la Ley Seca, lo que hizo esta mujer no tiene adjetivos posibles…

Apenas se conservan fotos suyas y en todas sobresalen dos aspectos comunes: Una Biblia y un Hacha… «I never want a picture taken of myself without my Bible, my constant and heavenly companion.»(cita de la buena señora)

Carrie fue una mujer grande… con esto me refiero a que medía más de 1,80 y rondaba los 80 kilos.

Enviudó dos veces y su activismo en la liga antialcóholica fue decisivo a la hora de aprobar la Ley Seca…

Su «modus operandi» era de todo menos sutil:

Se describía a sí misma como «un bulldog corriendo a los pies de Jesús, ladrando a lo que no le gustaba (a Dios)», y afirmaba seguir órdenes divinas cuando acometía contra bares. Sola o acompañada por otras mujeres que rezaban y cantaban himnos, solía entrar en un bar a destrozar mobiliario y botellas con su hacha. Entre 1900 y 1910 fue arrestada 30 veces, pagando sus multas con las donaciones recibidas en sus conferencias, y las ventas de hachas de mano como la que usaba en sus ataques.

Carrie Nation en una de sus intervenciones… pero oiga, señora!!

Murió en Kansas, donde es casi venerada por una parte de la Sociedad (ya podéis imaginar qué parte exactamente) y en donde La Asociación de Mujeres Cristianas Abstemias erigió en su honor una placa que rezaba «Fiel a la causa de la abstinencia, hizo lo que pudo»… Todo un epitafio, para alguien que, como Carrie Amelia Nation, nació en Kentucky, cuna del buen whisky… disidente! 🙂

Cómo ultimo apunte a su memoria, podemos citar que en America su nombre «Carrie A. Nation» ya es todo un aforismo, que significa «levantar, sublevar a una Nación»… (Carry a Nation)

Yo por mi parte y, aprovechando que el día 7 de enero es mi cumpleaños, levantaré mi copa de Jameson con cola y brindaré a su salud… ups wait! 🙂

———————
Podéis encontrar más información y fuentes sobre esta sobria mujer en:
Kansas Historical Society | Museo en Kansas | Wikipedia | Free Info Society | Beerhistory

Archivado en la Sección: Los Artículos de la Aldea (Apartado de Historia)

 



18 Comentarios

  1. Mira… pues yo me voy a hacer pollo asado para comer… y, aunque no tengo como hábito el beber alcohol con las comidas,me voy a tomar una botellica de tercio de Voll-Damm a la salud de esta buena mujer

  2. John D. Rockefeller le dió cuatro millones de dólares a un grupo de señoras mayores, la Woman’S Christian Temperance Union , y les dijo que lucharan por la Prohibición del Alcohol, dinero que ellas emplearon muy bien para comprar a algunos miembros del Congreso americano.

    El por qué es evidente: Rockefeller era dueño de la Standard Oil, la empresa principal que estaba presionando para que la gasolina fuera usada en lugar del alcohol en los motores de combustión. Forzando a que el Congreso Americano aprobara las leyes de prohibición, Rockefeller eliminó a su directa y principal competidor.

  3. Tengo entendido que en algunos estados de los Estados Unidos está prohibido cosas como el cunnilingus o la sodomía (incluso entre un hombre y una mujer).

  4. Muy interesante esta entrada.
    Me encantan las curiosidades históricas con las que nos deleitas en este blog. Enhorabuena. ¡Sigue así!

  5. Ya sé a la salud de quien voy a saborear una cerveza trapense (Westmalle de triple destilación para más señas) que me he regalado esta mañana.

  6. Jajajaja, buena entrada. En nombre de Jesús y de Dios se han hecho matanzas… pa’ decir después que respetan los mandamientos…
    He echado un vistazo a tu blog y me parece interesante,ya me iré pasando 🙂

    Saludos desde Tarragona.

  7. Os deseo Guillermo y Javier que este año esté lleno de alegrias y que todas vuestras ilusiones se hagan realidad.

    Para este estupendo blog, que sean miles las visits y nos colme con la ciencia y el saber nuestras lecturas.

    Saludos Cordiales y Feliz Año Nuevo.

  8. Estupendo este Blog. Y muy interesante la historia. Lástima que esta señora no haya disfrutado nunca del placer de una cerveza fresquita con una tapita de jamón serrano…

Deja un comentario