Niños jugando en la calle: otros tiempos, otros juegos

Por Guillermo, el 17 noviembre, 2008. Categoría(s): album de fotos • curiosidades de la historia • guillermo ✎ 26

En esta época de televisión, ordenadores, Play Station, Wii, Nintendo… no viene mal recordar algunos de los juegos que tanto entretenían a los niños de antes.

Son solo unos pocos, seguro que nuestros padres y abuelos nos podrían contar muchos más: la teja, la guerra de piedras, las cuatro esquinas, los cromos…

Jugando a las “chapas” en Nueva York, 1909

Photobucket

Lanzando peniques en Providence, Rhode Island, 1912

Photobucket

Este seguro fue un campeón, UK 1940

Photobucket

Nuevo Méjico, 1941

Photobucket

Canicas, tabas, peonzas… en algún lugar de España en los años’40

Photobucket

«Churro va» en Inglaterra, 1950…

Photobucket

…. y en España, años ’60

Photobucket

El fútbol siempre estuvo ahí, Napoles 1950

Photobucket

Niños monjes en Birmania, años ’60

Photobucket

Este ya me parece más peligroso 🙂 Alrededor de 1900

Photobucket

Ayer nació mi hija Inés.

(Pequeñajos, es la tercera vez que me cambiáis la vida)… El tiempo pasa muy deprisa y dentro de muy poco ya estarás jugando al “pilla pilla” con tus hermanos Ignacio y Carlos.

Besos y te dedico este post

Fuentes: guardian.co.uk | flickr | «Imágenes insólitas de una dictadura 1939-1975». Edición 2002 | lexphoto

 



26 Comentarios

  1. Felicidades Guillermo. La llegada de una niña a casa es una gran alegría para cualquier padre. Disfruta de este momento, y de todos los bellos momentos que están por llegar.

  2. La llegada de un niño siempre es una alegría para los padres, pero las niñas… ¡Ah, las niñas! Compañero, estás perdido, porque te robará el corazón para siempre.

  3. Felicidades ante todo!
    No hace falta remontarse hasta los 60 o 70. Tengo 26 años y me acuerdo de jugar con canicas y chapas. Es una pena que ya no se vean juegos así y que se sustituyan por las videoconsolas y ordenadores.
    saludos

  4. Felicidades 🙂
    No hace falta ir ni siquiera al pasado. Yo de pequeño ya jugaba, y hoy en día aun veo niños jugando a las peonzas o a las canicas. En los pueblos aun seguimos con los juegos tradicionales (y doy gracias por ello).

  5. Vengo a través de mi estimado Senovilla y aunque nunca he estado aquí…deseo sumarme a las felicitaciones por tan gran y maravilloso acontecimiento.
    Inés, bienvenida a la vida!
    Un saludo.

  6. Me sumo a las felicitaciones. He encontrado esto de casualidad, y la verdad es que son unas fotos muy buenas, incluso con un alto contenido etnográfico (si me permites verlo desde mi propia prespectiva). Yo soy del 85, y también trecuerdo de jugar con neumáticos de coche y canicas en la escuela. Por supuesto al pilla-pilla y al fúbtol, al brilé…pero parece que las calles de las ciudades son mucho mas peligrosas que las antiguas aldeas, donde lo mas que te podía pasar era que te atropellase una vaca con su carro. No hay suficientes parques para que todxs lxs niñxs puedan jugar tranquilos en la calle, la calle parece no ser tan segura y además la tecnología nos absorbe el cerebro…una pena.

  7. Ya que por email es imposible felicitarte, con el permiso de Javi, lo hago desde este comentario.
    Enhorabuena Guillermo.
    Dale un beso a Inés de mi parte y espero que pueda jugar en la calle como lo hacen los niños de las fotos.
    Un abrazo

  8. Una parte realmente importante es que en aquellos sitios en los que uno jugaba en la calle, ahora mismo o hay fincas, o por estos pasan tantos coches por segundo que corres el riesgo de morir atropellado siete veces antes de que te des cuenta de lo que te está pasando…

    Bendito progreso

  9. Felicidades!

    Te cuento que en mi pais todavia vivimos muchas de las escenas que pones en las fotos (menos la ultima), esa creo que es una gran ventaja de los paises subdesarrollados, que todavia tenemos esas pequeñas cosas que nos hacen mas humanos y genuinos. Saludos.

  10. Yo me crié jugando a todos los juegos de las fotos, menos el último, claro.

    Felicidades por el nacimiento de tu hija. Ines, precioso nombre.

    Saludos

  11. Buenísimo el post! Soy Argentina y veo que, evidentemente, vivíamos casi de la misma manera a pesar de la distancia. Disfrutaba mucho escuchar a mi abuela (inmigrante Italiana como muchos tantos otros) hablar de la inocencia de su infancia vivida en Argentina. Era muy emotivo a la vez que increíble, ya que nosotros, los nietos, casi hemos nacido con el término «inseguridad» bastante incorporado … es una pena no haber podido vivir la vida de las fotos.

    Saludos!

  12. Bueno, la verdad es que no se que decir.

    Comentarios como los vuestros son los que de verdad justifican que exista esto de la «blogosfera».

    Hoy de verdad habéis hecho que me sienta orgulloso por Inés y por esto, que no me lo esperaba.

    Muchas gracias a todos.

    …y para los que crecimos en los 70 y los 80, este video va por nosotros: Es del Canto del Loco, «aquellos años locos»

    http://es.youtube.com/watch?v=au3QLxlIUYw&feature=related

    Un saludo y gracias de nuevo a TODOS.

  13. Hola a todos desde Venezuela, aqui los juegos tradicionales de calles se estan recuperando. Viva Venezuela. Besos y Felis Navidad

  14. Cómo olvidar aquellos juegos donde bastaba un cinto y un amigo o los que rodearan tu casa para llenarte de emoción al inventar un juego. Es grato recordar la infancia, con todo respeto me atrevo a decir que los niños de ahora, han dejado atrás su creatividad e inocencia para divertirse. Que gusto da saber que alguien coincide en revalorar todo aquello que hace la diferencia entre unos y otros tiempos, en hora buena, felicidades.

  15. A estas alturas la bella Ines ya debe estar jugando, sino en la calle, divirtiendose en sus primeros años, te felicito porque un hijo siempre es una razón verdadera para vivir. En cuanto al blog es divino y como lo comentan los demas yo soy de 1969 y jugue muchos de los juegos de las fotos, menos el ultimo, eres un gran artista al recopilar tan bella informacion y remontarnos a nuestra niñez, Dios permita que los niños de hoy puedan en una minima medida recuperar todo lo que los adultos de hoy tenemos en la mente y en el corazon.

Deja un comentario