Uno de los satélites del proyecto Vela
Uno de los satélites del proyecto Vela

Nos remontamos a los años ’60, estamos en plena Guerra Fría y aunque por aquella época se habían firmado algunos tratados para el control de armas nucleares entre las dos grandes potencias, lo cierto es que Estados Unidos tenía motivos para creer que la URSS estaba realizando en secreto pruebas de bombas atómicas. El tratado “Partial Test Ban Treaty” prohibía los ensayos nucleares en la Tierra pero dejaba la puerta abierta a realizarlos en la atmósfera, en el espacio, o incluso en la cara oculta de la Luna.

Con la intención de vigilar estas posibles pruebas atómicas, los americanos desarrollaron el proyecto Vela, una serie de satélites espía que llevaban consigo una serie de detectores (tanto de Rayos X como de Rayos Gamma) con el objetivo de localizar las detonaciones rusas. Los primeros satélites Vela se lanzaron en 1963 y a partir de ahí se pusieron en funcionamiento hasta doce de estas sondas que realizaban su trabajo de detección en una órbita de unos 100.000 kilómetros.

Así comienza mi artículo “¿Cómo son los eventos más energéticos (y mortales) del Universo” en Yahoo España. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace.

Reconstrucción de Ava por el artista forense Hew Morrison de la Universidad de Dundee
Reconstrucción de Ava por el artista forense Hew Morrison de la Universidad de Dundee

Las técnicas de reconstrucción facial han avanzado mucho en los últimos años. Desde las figuras de algunos de los más célebres faraones egipcios hasta los restos de Ötzi, encontrados en los Alpes y datados hace más de 3.000 antes de Cristo, las últimas tecnologías en 3D han conseguido ofrecernos una visión bastante aproximada de cómo era el aspecto de sus rasgos faciales o su morfología.

La última reconstrucción, que podéis contemplar encabezando este artículo, pertenece a una joven mujer escocesa de unos 20 años, a la que se conoce como “Ava” puesto que sus restos fueron encontrados en el yacimiento de Achavanich, en Caithness, uno de los condados del norte de Escocia.

Así comienza mi artículo “Os presentamos a Ava, una escocesa de la Edad de Bronce” en Yahoo España. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace.

Proceso de construcción de las instalaciones en las Olimpiadas de Río 2016
Proceso de construcción de las instalaciones en las Olimpiadas de Río 2016

Instalaciones deportivas del más alto nivel, hoteles, ceremonias, infraestructuras, comunicaciones, salarios… Se acercan los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro y nadie sabe cuánto costará organizar este tipo de macroevento deportivo. Convertirse en la sede de unas Olimpiadas da la vuelta del revés a todo un país y, aunque es cierto que cuando se presenta una candidatura también se diseña un presupuesto, la cruda realidad es que esas estimaciones económicas nunca se terminan cumpliendo.

De hecho, y contestando a la pregunta retórica del título: nadie sabe realmente cuánto cuesta albergar unos Juegos Olímpicos. Pongamos el ejemplo de los actuales en Río: Hace algo más de cuatro años, el Comité organizador brasileño presentó su propuesta al COI calculando que el coste de estas Olimpiadas sería de unos 1.750 millones de dólares… a día de hoy, todo indica que, como mínimo, han superado, doblado, y muchos hablan de que incluso han triplicado, ese presupuesto.

Así comienza mi artículo “¿Alguien sabe cuánto cuesta realmente organizar unas Olimpiadas?” que acabo de publicar en Yahoo España. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace.

Mr Seal is back | Drone Dji Phantom4
Mr Seal is back | Drone Dji Phantom4

Quién nos iba a decir que la llegada de los drones traería consigo tantas imágenes de lo que ocurre bajo el agua. En estos últimos años, y paradójicamente gracias a los vídeos grabados desde el aire, estamos consiguiendo tomas realmente espectaculares de la vida submarina. Desde un dron se han grabado ballenas migrando, tiburones cazando, delfines jugueteando… y ahora este “Mr. Seal is back” en el que Le cut studios, un canal australiano dedicado al Surf, ha recogido desde el aire los esfuerzos de un león marino por hacerse con alguna pieza en un banco de peces en Bondi Beach, Sydney. El resultado, un baile acompasado entre el cazador y su presa, es casi hipnótico.

Uno de los camellos de la granja de Mojacar | Nanogetic
Uno de los camellos de la granja de Mojacar | Nanogetic

A principios de la década de los años ’90 un grupo de estudiantes en prácticas de la Universidad Libre de Bruselas se encontraba inmerso en su proyecto fin de carrera cuando encontró algo que, aparentemente, resultaba imposible. Estaban trabajando con suero de dromedario para estudiar su sistema inmune cuando se encontraron con un tipo de anticuerpos jamás visto hasta entonces.

Los anticuerpos con los que nuestro cuerpo combate diariamente bacterias, virus o parásitos tienen una característica forma de “Y” compuesta de cuatro cadenas (dos pesadas y dos ligeras), sin embargo el suero extraído de estos camélidos, además de estos anticuerpos convencionales, también presentaba otro tipo de anticuerpos, mucho más sencillos, compuestos solamente por un par de cadenas pesadas.

Así comienza mi artículo “Luchando contra el cáncer con nanotecnología… y camellos” que acabo de publicar en el Cuaderno de Cultura Científica de la UPV/EHU. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace.

Dos estrellas girando en Escorpio

“El sistema AR Scorpii fue descubierto hace más de 40 años, pero su verdadera naturaleza no se desveló hasta que comenzamos a observarlo en junio de 2015. A medida que avanzábamos, nos dimos cuenta de que estábamos ante algo extraordinario”… Estas son las palabras del astrofísico Tom Marsh que, junto con su equipo de investigadores de la Universidad de Warwick, acaba de publicar un artículo en la Revista Nature sobre uno de los fenómenos astronómicos más interesantes de los últimos años.

Así comienza mi artículo “El misterioso baile de rayos de dos estrellas en Escorpio” que acabo de publicar en Yahoo España. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace

Sexo en las cavernas | El Español
Sexo en las cavernas | El Español

En la actualidad estamos solos, nos hemos acostumbrado a ser la única especie de humano que existe y nos resulta extraño pensar que, en los no tan lejanos años del Pleistoceno nuestro planeta estaba poblado por diferentes especies de humanos dispersos a causa de diversas migraciones, que habían ido avanzando terreno y que se asentaron a lo largo y ancho de Eurasia.

Más tarde, hace aproximadamente 100.000 años, nuestros antepasados (los primeros humanos anatómicamente modernos) iniciaron una serie de migraciones que los llevaría desde su cuna en África hacia todos los rincones de Europa y Asia. El encuentro con aquellas otras especies diferentes, dentro del mismo género homo, dejó una huella imborrable que aún se conserva en nuestro ADN.

Así comienza mi nuevo reportaje “Sexo en las cavernas” que acaba de salir en la sección de ciencia de El Español. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace

Maqueta de GigaFactory | Tesla Motors
Maqueta de GigaFactory | Tesla Motors

El caluroso y polvoriento desierto de Nevada en Estados Unidos está siendo testigo del proceso de construcción de una de las instalaciones destinadas a cambiar el mundo. Su nombre “GigaFactory” ya es toda una declaración de intenciones del magnate de la industria Elon Musk a quien “Megafactory “ o “Superfactory” debió de parecerle poco…

Si analizamos la realidad de Tesla Motors, la empresa de producción de coches eléctricos del visionario creador de Paypal y SpaceX, y si damos por buenas las cifras que el propio Musk ofrece públicamente, lo cierto es que las ventas del coche eléctrico están al alza pero, seamos sinceros: no dejan de ser una gota en el océano del mercado de automóviles tradicionales.

Así comienza mi artículo “GigaFactory, la monumental fábrica que cambiará el futuro” que acabo de publicar en Yahoo España. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace

Lago Urmía en Irán | Imagen NASA Earth Observatory
Lago Urmía en Irán | Imagen NASA Earth Observatory

La imagen superior corresponde a dos capturas satelitales del lago Urmía en Irán tomadas con una diferencia temporal de tan solo unos meses. A la izquierda la imagen de la masa de agua en abril de este mismo año, y a la derecha, la fotografía del mismo lugar hace solamente unos días, el 18 de julio. Ambas fotografías han sido realizadas por el espectro-radiómetro de imágenes de media resolución (MODIS) de la NASA y nos muestran un evidente cambio de color en las aguas del lago debido a un fenómeno tan curioso como inquietante.

Por supuesto, lo primero que uno podría pensar para explicar este repentino cambio es que alguien está realizando algún tipo de vertido en las aguas, sin embargo la verdadera razón no radica en lo que se pudiese estar añadiendo, sino en todo lo contrario: lo que está desapareciendo. La solución al enigma no es que se esté añadiendo algo a las aguas, sino que se está restando…

Así comienza mi artículo “Este lago iraní se ha vuelto rojo en apenas unos meses” que acabo de publicar en Yahoo España. Si quieres puedes leer el artículo completo en este enlace

Alma 2.718, una novela de Javier Font
Alma 2.718, una novela de Javier Font

En su infinita paciencia, los señores Javier Pelaez y Guillermo Clemares, anfitriones de esta casa, me dejan que os cuente en tres palabras de qué va mi nueva novela “Alma 2.718”, así que solícito me dispongo a mancillar con mis teclas este lugar de sabiduría.

“Alma 2.718” es una obra de ciencia ficción clásica (no esperéis Hard Sci/fi) construida sobre tipos que atraviesan el vacío y se tambalean inestables un segundo antes de caer en él, va sobre realidades poco fiables que al resquebrajarse dejan entrever la gran nada, la gran broma, la gran coña de un Dios sin puñetera gracia.

La novela habla de individuos que convergen, de personajes inertes que son cada día más humanos y de humanos que cada día lo son un poco menos, de filosofía, de la mentira analgésica y la verdad lacerante.

Pero “Alma 2.718” es también una novela negra, con los mimbres clásicos del género, oscura como los grandes huecos de un universo que se expande, como el corazón de algunos hombres; en ella hay, como no podía ser de otra forma, violencia, sexo y muerte, pero también, seres que insensatos, atesoran entre sus manos un pedazo de decencia.

La historia es francamente entretenida, rápida y ágil, el relato se te engancha y no te suelta, lo prometo, está disponible a la venta en Grieta Editorial, donde también podéis leer los primeros capítulos.