El test de inteligencia cósmico

El 27 de agosto de 1883 el ser humano iba a escuchar el sonido más estruendoso de toda su Historia. A las diez y dos minutos de la mañana, y después de una noche más que movida, el volcán Krakatoa hacía volar literalmente la isla en la que se encontraba con una erupción que se llegó a escuchar a miles de kilómetros de distancia. La explosión fue tan impresionante que el estrépito se pudo escuchar en rincones tan distantes como Australia o Sudáfrica.

Se calcula que la energía liberada en la última y más potente de las erupciones del Krakatoa sería el equivalente a 7.000 bombas atómicas como la lanzada en Hiroshima.

La erupción del Krakatoa y sus posteriores y fatales tsunamis acabaron con la vida de unas 40.000 personas convirtiéndose en una de las tragedias naturales más destructivas que la humanidad ha vivido.

Y aun así… tuvimos suerte.

Ese mismo mes de agosto, de ese mismo año 1883, en la otra punta del mundo, el astrónomo José Bonilla observaba desde el Observatorio de Zacatecas en México una serie de objetos pasando frente al sol. En total Bonilla llegó a contar hasta 450 fragmentos envueltos en una especie de niebla publicando un artículo en una revista francesa de la época llamada L’Astronomie.

Nunca se supo a ciencia cierta qué fue exactamente lo que Bonilla divisó durante sus observaciones del 12 al 13 de agosto de 1883, sin embargo hace unas semanas, un equipo de científicos de la Universidad Autónoma de México, encabezados por el astrónomo Héctor Manterola creen poder ofrecer una explicación a aquellos objetos divisados en 1883… los restos de un cometa, el Pons-Brook, que pasó junto a nosotros un año antes, en 1882.

Lo interesante (y a la vez preocupante) de la explicación de Manterola es que afirma que los más de 400 fragmentos del Pons-Brook pasaron a una distancia de entre 600 y 8.000 kilómetros de la Tierra… vamos, que realmente nos rozaron el flequillo.

Si además tenemos en cuenta que algunos de esos fragmentos superaban el kilómetro de diámetro, bien podemos decir que el Krakatoa se hubiera quedado en un simple susto en comparación con la que hubieran podido organizar estos posibles meteoritos.

Por supuesto, es muy difícil comprobar la veracidad de la hipótesis de Manterola y ya han surgido diversas voces discordantes explicando las observaciones de Bonilla como un simple fenómeno atmosférico. Sin embargo, la idea de que en 1883 la Humanidad estuvo a un pelo de haber seguido el mismo destino que en su día tuvieron los dinosaurios, no deja de ser inquietante.

El físico y divulgador Michiu Kaku, al que muchos conocerán por su aparición en diversos documentales de ciencia, basándose en la escala del astrofísico ruso Kardashev, relataba hace un tiempo una interesante forma de catalogar posibles civilizaciones extraterrestres en función de su capacidad tecnológica frente a su entorno.

Esa división y según los avances de los que sean capaces, discurre entre las civilizaciones del tipo 1, con tecnología que les permite controlar el clima y su propia atmósfera, dominar todas las clases de recursos energéticos de su planeta o desviar meteoritos que les amenacen, hasta las civilizaciones más avanzadas, del tipo 3 capaces de modificar a su antojo galaxias completas.

Vistos así, y desde un plano metafórico, los meteoritos serían una especie de examen vital al que la mayoría de las civilizaciones se enfrentan en algún momento de su historia. Un test de inteligencia en el que suspender nos llevaría a la extinción.

Los dinosaurios no lo pasaron… Como comentaba hace un tiempo el astrofísico Phil Plait, los dinosaurios se extinguieron por no tener un programa espacial.

Nosotros, en 1883 también hubieramos suspendido el test.

Aún así, en la actualidad y según la división de Kaku, nuestra civilización, a pesar de que estamos cerca de conseguirlo, todavía no habría llegado al tipo 1, lo que significaría que en el hipotético caso de que tuviéramos que afrontar este inesperado test de inteligencia cósmico, aún hoy suspenderíamos.

Éste artículo corresponde a la sección “Desde la cubierta del Beagle“, mi colaboración semanal con el periódico Diario de Avisos y su sección de ciencia Principia.


10 Comentarios

Participa Suscríbete

El VagoEl Vago

La verdad, me importa un comino que se destruya el planeta. No soy el que más tiene que perder. Si fuera rico y guapo (como Ronaldo) diría…¡Jo, que faena, se va a acabar el mundo!…Adios chollo!

Lamentablemente soy profesor. Tras 30 años de estudiar como un poseso, hacer interminables cursos, pasar unas oposiciones que casi acaban conmigo, pronto seré mileurista. Y eso con suerte.

No seré yo quien lamente una buena lluvia de piedras bien dirigidas hacia este planetucho deprimente.

AnonymousAnonymous

En otros países tu profesión está más valorada, cosa que es bastante lógica, tristemente en este planetucho deprimente y concretamente en este país las cosas no funcionan de la forma más lógica

AnonymousAnonymous

Muchísimas gracias por esta página y felicitaciones por como la llevas. Da gusto poder leer un artículo escrito con sentimiento y para ayudar a los demás a aprender que existe un mundo ahi fuera y no es el que sale por la tele.

El Vago, tienes lo mismo que todos, tu vida para tí. suerte

El vago, el culpable de la crisis, otra vezEl vago, el culpable de la crisis, otra vez

Anónimo. No tengo lo mismo que todos…desgraciadamente, porque, yo si que pienso.

Y no pienso sólo en mí, que en el fondo no me puedo quejar, me preocupan los millones de esclavos que me rodean, con sus miserables vidas. Condenados a servir como autómatas a una oligarquía enquistada. Sin futuro.

Y ese es mi error. Pensar.
Pero no puedo evitarlo. No puedo parar la mente. No puedo creer las mentiras que me que me cuentan. No puedo ser BobEsponja y acudir, contento y feliz a servir a unos seres despreciables que han nacido con la sartén por el mango, y utilizan su poder para hundir y machacar.

Me gustaría que las cosas fuesen diferentes. La humanidad ha avanzado en muchos aspectos. La tecnología y el conocimiento permitirían otra clase de sociedad muy diferente a la actual.

Pero no hay prisa. Si no hay meteorito, habrá un sol convertido en gigante roja, o alguna estrella de la galáxia Andrómeda se cruzará en nuestro camino y todo esto no tendrá sentido.

Como no lo tiene ahora.

Carlos el baterillero

Buen día

De niño siempre me decían: “Estudia, para que no seas vago, y seas un hombre de provecho para el país”

He leído los dos comentarios de: El Vago. El primero me permitió aprender la acepción: mileurista. Aunque confieso que me bajó la moral, por lo crudo de la reflexión, pues no valió de mucho el estudiar, sobre todo comparado con la psión que entre las multitudes despierta, quien tiene la habilidad de patear un balón.

El segundo, me revela un vago solidario, reflexivo y que no teme pensar. Recordé la sentencia escrita en un cuadro, a la entrada de la mina, en la película: Las Estrellas Miran Hacia Abajo.

Vago, discrepo de ti. Pensar no es un error. Ojalá pensáramos mas. Ojalá ejercitaramos mas seguido, el atrevimiento de pensar.

Yo leía la entrada y soñaba (de seguro quizas alucinaba) con ser un poco Michio Kaku… me decía: Que tal genio ese Michio… y zas, que el Vago, centró mi reflexión.

Soy peruano y resido en Perú. Me gustaría usar un peruanismo, pero por ser un poco gruesa la expresión, me la reprimo. Me refiero a la lluvia de meteros que podrían taladrar la tierra.

Gracias Vago, gracias también a Javi, el autor de este irreductible blog.

Carlos el baterillero

AnonymousAnonymous

De Juan otro vago causante de la crisis.

Hola a todos,
El articulo me ha parecido interesante y bien desarrollado, espero que continues en la misma via , gracias por entretenerme una parte de mi vida.
A el Vago causante de la crisis, tan solo decirte que no me creo nada de lo que pones 😉 primero porque no es el blog adecuado para este tipo de expresiones politicas, y como profesor deberias tener la suficiente capacidad para pensar, como bien recalcas, para llegar a esta conclusion, y segundo “lloro , lloro, blah blah blah, que mal esta todo, cuanta injusticia, ojala el mundo se acabase”. ¿Y entonces que? Hay que esperar el meteorito, ¿que solucion es esa? mucha muchisima gente antes que tu y que yo y que millones de seres humanos han sufrido y siguen sufriendo, si tu solucion a todo eso como profesor es decir , que se vaya el mundo al guano, la verdad es que no querria que enseñases a mis hijos. No querria discutir de politica y no lo hare , tan solo de reaccion, en tu mano esta iniciar caminos alternativos, no te voy a decir ahora cuales son, pero pensar que por una crisis financiera, provocada por los mercados financieros el mundo se debe acabar es tener las miras muy cortas. Que esto va a reventar, pues si , pero seguro que nos lo cargamos nosotros antes que un evento cosmico.
Si puedo conseguir inculcar a mis hijos el no rendirse, el luchar por lo que consideran justo, el enfrentarse para abrir camino para los que vendran detras y no ser egoistas pensando tan solo en su propio beneficio , estare contento.
Las posturas de buff para que , si esta todo perdido me cansan, y los lloros por internete mas todavia.
Tan solo te puedo decir , agarrate los machos que vienen curvas y a protestar donde se debe , no en un blog de escepticos, o al menos haciendolo cuando el autor ponga un articulo de economia ;).
Un saludo a todos.
Lo siento pero no tengo cuenta de google.

Marco

Muy interesante, siempre me gusto escuchar a Michiu Kaku, me parece un tipo muy bien educado y articulado.
Eso si, ¿la UE es el comienzo de una economia tipo I? La verdad no estoy muy al tanto de lo que son las noticias del tipo economico, y menos las europeas (soy de Uruguay), pero por lo poco que escucho, no esta andando demasiado bien.
Quiza es una muestra de como puede comenzar una economia tipo I, pero en algun momento se salio de curso, ¿quien sabe?

AlbertAlbert

En la redacción hay un lapsus, por un lado dices: “José Bonilla observaba desde el Observatorio de Zacatecas en México una serie de objetos pasando frente al sol”
Por otro lado dices: “…lo que Bonilla divisó durante la noche del 12 al 13 de agosto de 1883…”
Está claro que algo falla, o al menos yo no lo entiendo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>