¿Dónde colocamos a don Blas?

Hace un par de días se puso en contacto conmigo Verónica Martín, subdirectora del Diario de Avisos, para preguntarme mi opinión sobre la polémica que ha levantado el nombramiento de Blas Cabrera Felipe como representante en el día de las Letras Canarias.

Una elección que no ha contentado a nadie y que está descubriendo a muchos la figura del físico canario pero no de la manera en que se había previsto.

Hace ya casi dos años le dediqué un artículo a don Blas Cabrera en la sección que mantengo en la Aldea sobre “los padres olvidados” en la cual y con la breve extensión y profundidad que permite un blog, intentaba reivindicar la carrera del científico de Lanzarote.

En primer lugar he de decir que reconozco ante todo la buena intención del Parlamento Canario, de donde surge esta iniciativa, aunque personalmente creo que la elección es errónea.

Al Cesar lo que es del Cesar, don Blas Cabrera fue físico y su participación en “el mundo de las letras canarias” fue inexistente. Cierto es que escribió algún tratado sobre lenguaje durante su estancia en la RAE, dónde llegó de la mano del también científico Ramón y Cajal, pero homenajear al físico de Arrecife en el día de las letras canarias sería como homenajear al médico de Petilla de Aragón en el día de los pintores navarros, por el simple hecho de que en algún momento de su vida cogió un pincel…

En la entrevista en Diario de Avisos puse un otro ejemplo similar para ilustrar esta polémica: “Sería como conceder el Nóbel de Literatura a Stephen Hawking, porque ha escrito libros”.

Hay quien puede pensar que esta elección de Cabrera podría ampararse en la versatilidad de la que hablaba hace unos meses con el Premio Príncipe de Asturias, Pedro Miguel Etxenike, en una entrevista durante las jornadas de Passion for Knowledge, o incluso quien pueda invocar esa tercera cultura de la que también hablé aquí hace algún tiempo con la célebre conferencia de C.P.Snow y sus dos culturas.

No.

La multiculturalidad, versatilidad, la tercera cultura o la universalización del conocimiento en sus diversas ramas no son un paraguas tan amplio como para convertirse en un saco dónde entre cualquiera por cualquier mérito.

En este caso no nos encontramos ante una figura que para su trabajo o su carrera haya conjugado la literatura y la física. Estamos ante momentos puntuales e incidentales que no pueden ocultar lo que es, en realidad, una mala decisión que confunde y crea dudas sobre el verdadero trabajo de Blas Cabrera. Si pretendían rescatar del olvido a Don Blas Cabrera Felipe, hay mejores formas y lugares. Quién no lo conociera, ahora es posible que tenga una imagen errónea sobre su carrera, a qué se dedicó o lo qué realmente significó.

Y como digo, es muy probable que la intencion de esta designación sea buena, sin embargo, la elección del lugar y la materia han sido erróneas. Por poner otro ejemplo clarificador sería como nombrar a don Blas representante del gremio de gastronomía porque en su día cocinó unos buenos spagettis… puedes defender esa designación en aras de la tercera cultura culinaria, pero seamos serios: no viene al caso…

No creo que al propio Cabrera Felipe le cuadrara muy bien todo este homenaje en una materia en la que ni le va ni le viene, muy al contrario, es posible que el bueno de don Blas afirmara: “Pero señores parlamentarios, si tienen ahí a Don Benito Pérez Galdós… ¿Para qué me meten ustedes a mí en esos berenjenales?

Artículos relacionados:

Blas Cabrera Felipe, el olvidado padre la física española

Aniversario de las dos culturas de C.P.Snow


4 Comentarios

Participa Suscríbete

Evitadinamita

Pues sí. La polémica ha sido morrocotonuda y sigue trayendo cola en las redes sociales.
Para mi es algo bastante obvio, sobre todo lo que dices acerca de la opinión que le merecería a Don Blas que se ensalce la calidad literaria de sus manuales y/o libros de divulgación de su loable trabajo.
Estoy de acuerdo contigo, aunque no tanto en la intención de los políticos sabiendo esto:
http://www.canariasbruta.com/Archivo...las-cabrera
(me refiero a la persona que ha propuesto a Blas en dicha conmemoración) y conociendo un poco la realidad de la isla en la que vivo, donde apenas se sabe sobre la labor del insigne físico conejero que, personalmente, creo que se encuentra anulada por la figura de César Manrique y el valor estético de la obra de este. Ambos han sido grandes figuras de la cultura pero el artista ha tenido mucha más repercusión social por el aporte y explotación que de su obra se ha hecho en pos del principal sector económico: el turismo. Y, para colmo, César estaría ahora horrorizado con el oportunismo político que ha propiciado el crecimiento insostenible de los núcleos turísticos de la isla.
Quería también aclararte (como lo hicieron conmigo en un hilo en FB al manifestar tu misma opinión)
que Pérez Galdos fue distinguido con la misma mención ya en 2008.
Un saludo, Javier.

Evolutionibus

Sólo una pregunta para aclarar criterios: Bill Fortey, Paul Davis, Stephen Jay Gould y Bill Bryson, cualquiera de estos NO SON ESCRITORES? Asumiendo, por mi parte, que Blas Cabrera no alcanzaría los niveles de estos.

Irreductible

Los casos que citas NO son comparables al tema que nos ocupa. Es más, de los que citas ni siquiera son comparables entre ellos.

Todos son/eran escritores?… sí, claro, y muy buenos. ¿Y qué? Pero no estamos ante un caso de los que citas y no los han elegido a ellos como representantes del día de las letras, sino a Blas Cabrera.

Vaos a ver el caso en el que estamos (ya está bien de mezclar conceptos y personajes diferentes) Vamos a centrarnos en el tema: Don Blas Cabrera Felipe y por qué esta elección concreta NO es adecuada… No pongas ejemplos diferentes de gente diferente, que sí se pueden ajustar pero que no son el caso que nos ocupa…

Cualquiera que sepa escribir y escriba ya es escritor… Desde los 5 años que aprendes a escribir imagino que todos somos escritores.

¿Por usar la escritura para plasmar tu trabajo e investigaciones (como cualquiera que sepa escribir) es lógico que te elijan representante de las letras canarias o no sería lógico pedir algo más, como por ejemplo alguna (solo una, qué menos que una) obra literaria?

Vamos a hablar de por qué estamos en un error de concepto: Blas Cabrera Felipe escribió muchos tratados científicos: Esto significa que utilizó la escritura para plasmar sus descubrimientos sobre magnetismo (por poner un ejemplo)… ¿Los paper ahora son obras literarias sólo porque “se escriben”?.

Los descubrimientos, investigaciones y trabajos los escribió (evidentemente) sobre un papel y utilizando un bolígrafo, se llama escritura y es una herramienta de comunicación. En este caso de su trabajo.

Es más, si conoces el personaje y ateniendonos a su biografía de Don Blas, ni siquiera en sus escritos se dedicaba a la divulgación… No sólo no eran escritos literarios sino que ni siquiera estaban dirigidos a un público no científico.

Investigaba, y sus trabajos y formulas las plasmaba por escrito… hombre, claro!

A diferencia de los divulgadores que citas, don Blas no tiene tampoco ninguna obra dirigida al público en general sobre divulgación científica… Ni siquiera con ellos la comparación es válida.

Tan alejado de los ejemplos que pones (por cierto, cada uno más diferente del anterior, Gould, Davies… y Bryson y Fortey? (imagino que te refieres a Fortney y sus guias de viaje)…

Si es así, el próximo día de las letras Canarias que se lo dediquen a Pepe Benavente o a Paulino Rivero, por citar algunos que también usan la escritura en sus correspondientes campos. jejeje 😀

En resumen: Que te comprendo, que sé a lo que te refieres… Claro que hay escritores científicos y muy buenos, claro que sí, pero, joña… ESTE no es el caso…

Vamos a ceñirnos a lo que estamos tratando: Don Blas y su designación como representante de las letras Canarias!… No vale que me saltes con que OTROS escritores científicos sí se ajustan… Bueno, muy bien… claro que sí… ¿Y qué?

No es que no existan buenos escritores entre los científicos, o que no existan personajes que unieran literatura y ciencias (como los que citas)… Es que, si conoces algo la vida de Blas Cabrera Felipe, NO es su caso y su elección es totalmente errónea tanto en contexto como en criterio.

carlosxabier

(Lo primero, Fortey es este

Lo segundo, que ya admití por adelantado que no son casos comparables y, si leíste bien mi historia el problema que veo en todos los argumentos en contra de la moción es el exclusivismo. Sé que sabesr que una cosa y otra son complentarias, aunque, por supuesto, diferentes en sus caminos.

Cuando algún argumentador dice “es que no era escritor” me hierve la sangre, porque sí lo era. Escritor de literatura científica.

También dije que entendería que no se le dedicara el día de las letras, pero con una argumentación más consistente, no esta que es, claramente, una expresión de la ignorante y falsa compartimentación de la cultura, esa cultura que, por supuesto, excluye el saber y la LITERATURA CIENTÍFICA. Esa ignorancia que hace que nuestros estudiantes se vean limitados, de entrada y por axioma, a las “ciencias” o a las “letras” porque alguien les dijo (un “runrun” atmosférico”) que eran cosas diferentes y que, por qué no decirlo, sigan pensando que las ciencias son de pensar y razonar y las letras de memorizar y poco razonar. Esto es así, desgraciadamente, y no porque lo diga yo, sino porque ciertos docentes siguen proporcionando esta versión limitada de la cultura que deben impartir a sus alumnos.

Finalmente, espero que notes que estamos más de acuerdo de lo que pensábamos, pero, insisto, el problema, a mi modo de ver, es de argumentación por parte de los contrarios (por cierto, también por parte del parlamente, por no saber explicar bien su propuesta).

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>