EL GATO ASTRAL Y EL ENGAÑO DE LA CÁMARA QUE FOTOGRAFIABA LOS PENSAMIENTOS (1896)

En septiembre de 1896, un artículo de la revista estadounidense Popular Science Monthly sorprendió a propios y extraños.

En él se hablaba del experimento hecho con una la cámara (denominada “Sympsychograph”) dotada con unas lentes especiales que permitían que los pensamientos se hiciesen visibles en una placa fotográfica (similar a la forma en que los Rayos X producen una imagen en una placa fotográfica).

El artículo también reproducía la imagen que había tomado la cámara después que siete personas (pertenecientes al supuesto “Club de la Cámara Astral”) concentraran al mismo tiempo su mente pensando en un gato.

Esta fotografía, que acompañaba al artículo, era el resultado del peculiar experimento:

“Gato Astral” (1896) | Dominio público El artículo, titulado “El Sympsychograph: Un estudio de la Física impresionista”, estaba escrito en una jerga pseudo-científica, ricamente mezclado con frases en latín y, aunque era claramente una burla, muchos lectores se lo tomaron en serio.

Sin duda, el hecho de que su autor fuera David Starr Jordan, presidente de la Universidad de Stanford , y un ictiólogo y académico altamente distinguido, respaldaba la supuesta veracidad del artículo, del experimento y de la fotografía.

Jordan creía que los lectores de Popular Science Monthly reconocerían inmediatamente su artículo como una broma y sátira hacia los entonces muy habituales “experimentos fotográficos mentales”.

Pero nada más lejos de la realidad, en su lugar recibió numerosas cartas de personas que habían tomado el artículo en serio. Muchos otros acogían con satisfacción el supuesto descubrimiento para verificar aquello en lo que habían creído durante mucho tiempo, incluso prominentes científicos alababan el experimento…

Jordan se disculpó por haber publicado el artículo, se lamentó de que muchas personas hubieran sido engañadas y cuidadosamente explicó que todo era una broma.

Más tarde escribió que esta historia le había enseñado dos cosas:

  • No todas las personas son capaces de entender la ironía.
  • Muy poca gente lee un artículo sensacionalista hasta el final, incluso la mayoría de ellos no va mucho más allá de las fotos y de los titulares.

… Algo que, por cierto, sigue ocurriendo con demasiada frecuencia más de 100 años después.

————————– Nota: Otro ejemplo de hasta donde llegó el engaño (no deseado) de la cámara y fotografía de Jordan lo encontramos en el editorial del 23 de octubre de 1896, de la revista “The Amateur Photographer” donde, después de deshacerse en elogios por el “descubrimiento” realizado por Jordan, también nos cuentan… atentos:

“El paso siguiente es inducir a siete dóciles gatos a sentarse frente a las lentes y que piensen en un hombre… El Sr. Jordan espera que no debería haber ninguna desviación, como ratones o ratas, para producir “la fotografía del hombre en su esencia real tal como es concebido por un gato “.

Música del Post | Miike Snow

Fuentes y más información: wurzeltod, forteantimes, Futility Closet, Animal knickknacks (PDF)

———————- Artículo realizado por Guillermo


10 Comentarios

Participa Suscríbete

gt7h1gt7h1

Aunque este tipo de historias deberían ser graciosas, para mí lo son cada vez menos. No el episodio en sí, sino el hecho de que desde ese entonces hasta ahora, cada intento bromista de crear una disparatada historia sobrenatural termina siendo creída por alguien. Y que la broma se destape no impida que quede un grupo de gente que defiende con total convicción la veracidad del hecho.
En última instancia supongo que proporciona interesante información acerca de la credulidad humana. ¿Hay estudios de por qué, sin importar lo estrafalario (por no decir estúpido) de una historia hay gente que se la traga (anzuelo y caña incluida) y se niega a ser desengañado a pesar de las pruebas? Para inventar la vacuna, digo.

Aureus

La credulidad de la gente es un problema grave al que casi nunca se le da la importancia debida.
Se puede observar día a día en mil cosas diferentes.

darzee

Suelo leerte a través de Google Reader.
Lo bueno que tiene es que no te pierdo una 😉
Lo malo? Que casi nunca entro a dejarte un comentario para decirte cuan gran trabajo haces. Muchas de tus entradas las tengo en favoritos y se las mando a amigos que sé que no te leen pero que siempre me dicen ¿De dónde sacas estas maravillas?

Por todo ello, gracias!!!

guillermo

Muchas gracias a todos por los comentarios.

@darzee: Joer, pues muchas gracias de verdad a ti… seguimos trabajando en ello.

Saludos :)

AnonymousAnonymous

Pero ¿y no sería el artículo de “The Amateur Photographer” otra sátira de alguien que había entendido perfectamente la sátira anterior y quería rendirle homenaje aportando su granito de arena? :DDD Es que no concibo que alguien realmente creyese que iba a reconocer la imagen mental que un gato tiene de un hombre cuando el hombre piensa que el gato está pensando en un hombre y no por ejemplo en las bolitas comestibles que éste le deja en su plato o en el calorcito que éste deja en el cojín del sofá. Me encanta tu blog :)

Una

Bobby

Éste post me hace recordar un artículo en plan cómico que Isaac Asimov redactó titulándolo “Las propiedades endocrónicas de la Tiotimolina Resublimada”. Trataba de un compuesto que tardaba “1,12 segundos antes de que se le haya añadido el agua, única y exclusivamente si se sabe de antemano que el agua va a ser vertida con posterioridad a la disolución”. Palabras de Asimov. Pues bien, el artículo fue redactado de una manera tan seria, (¡¡El artículo incluyó bibliografía!!) que muchos lectores se lo creyeron realmente y buscaron la falsa bibliografía. De locos.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>