Siempre hay un inútil que te arruina la guerra…

Partiendo de la premisa de que prácticamente toda guerra es fruto de la incompetencia política y/o diplomática (al no haber podido evitarla), la Historia también se encuentra repleta de torpes acciones militares, más o menos conocidas.

Hoy traigo algunos ejemplos tragicómicos de estas acciones, desde el respeto debido a aquellos que dieron su vida cumpliendo (o padeciendo) estas torpes, inútiles y desgraciadas órdenes militares.

1. Corto un cable que me molesta… y dejo incomunicados a dos continentes (entre otras cosas)

Cartel japonés de propaganda Guerra ruso-japonesa | Fuente | Dominio Públic0

A finales de 1904, la flota del Zar Nicolás II inició una de las campañas militares de tintes más chuscos que jamás haya emprendido una flota naval.

Los barcos del Zar partieron de los puertos del Báltico rumbo al Pacífico (rodeando África) para castigar a los japoneses durante la Guerra ruso-japonesa.

El primer incidente sucedió en aguas británicas del Mar del Norte, al disparar sobre botes pesqueros a los que los rusos confundieron con ¡lanchas torpederas japonesas!, con el consiguiente ridículo internacional.

A su paso por el norte de África, uno de los barcos rusos se enredó con un cable submarino, y se vieron obligados a cortarlo, sin saber que se trataba de un cable de comunicaciones entre África y Europa, dejando ambos continentes incomunicados entre sí durante cuatro días (más rechifla internacional)

Barco de guerra ruso de la clase Borodino que participó en la expedición | Fuente | Dominio Público

Por el camino, los rusos dispararon más de 300 obuses a un mercante sueco, un pesquero alemán y una goleta francesa, al confundirlos (otra vez) con buques japoneses.

Además, las enfermedades iban diezmando las tripulaciones durante la singladura. Por este motivo, desde uno de los barcos se hizo un disparo para honrar a los muertos e… ¡impactó en otro barco ruso!

Durante unas prácticas de tiro en alta mar utilizaron como blanco un buque destinado al desguace, comprado por el camino en un puerto africano.

Pues bien, el blanco quedó intacto… pero hundieron el buque ruso encargado de arrastrarlo.

Representación de la rendición de rusa en Tsushima | Fuente | Dominio Público

Para terminar, cuando los barcos del Zar alcanzaron por fin las aguas niponas, fueron fácilmente derrotados por los japoneses en la Batalla de Tsushima (mayo de 1905), donde la flota rusa fue destruida o capturada en casi su totalidad, mientras los japoneses sufrían escasos daños.

2. Uno de los peores militares de la Historia

Los expertos coinciden en señalar al nordista Ambrose E. Burnside como uno de los peores militares de la Historia.

De hecho, el propio Abraham Lincoln dijo de él:

“Sólo Burnside es capaz de transformar una victoria cierta en una derrota espectacular”

Durante la Guerra de Secesión Americana, su incompetencia le llevó a sufrir una inútil carnicería en la Batalla de Antietam.

Y es que se empeñó en tomar un puente “estratégico”… para descubrir después que el río solo tenía unos pocos centímetros de profundidad.

En la Batalla de Fredericksburg lanzó a sus tropas a un avance suicida al descubierto… y fueron aniquiladas.

El cráter de Petersburg (fotografía tomada en 1865) | Fuente | Dominio Público

Pero su mayor fracaso y derrota llegaría en 1864, en Petersburg, durante la popularmente denominada “Batalla del cráter”.

Las tropas de la Unión y las Confederadas se enfrentaban en la guerra de trincheras de Petersburg. Burnside se acordó entonces de un plan sugerido por un regimiento de mineros del carbón: cavar una mina bajo las trincheras de la Confederación y detonar los explosivos para lograr después un avance sorpresa.

Así se hizo, y cuando estalló, envió a sus tropas hacia el enorme cráter resultante de la explosión. Pero la falta de previsión hizo que todos ellos quedasen allí atrapados y fuesen tiroteados a placer por los soldados sudistas desde lo alto del cráter.

Tras esta batalla, Burnside fue (por fin) relevado del mando.

3. ¡OOOPS!… lo siento

En Honolulu, el 12 de diciembre del 1794, la balandra mercante americana Lady Washington disparó 13 salvas de cañonazos para saludar a la goleta inglesa Jackal.

La Jackal devolvió el saludo… matando instantáneamente al capitán del otro buque y a varios miembros de su tripulación.

Uno de sus cañones había sido cargado con munición real…

Fuentes y más información aparte de los enlaces del texto: Revista Muy Historia, número 16/2008 | Archivos Nacionales Norteamericanos | foro Paradox (donde además podéis encontrar muchas más fatalidades que acontecieron a la expedición naval rusa), tomadas, al parecer, del libro “Historia de la incompetencia militar” de Geoffrey Regan | Futility Closet | The Sandwich Islands & Death | dokdo-takeshima.com


18 Comentarios

Participa Suscríbete

Neofito

me ha gustado el articulo, excepto el primer parrafo. Las guerras mas bien suelen responder a intereses economicos, politicos o religiosos, que a una verdadera “pelea” entre dos paises, asi que las guerras no suelen ser por un fallo de la diplomacia, si no porque interesa que haya guerra, por mucha diplomacia que le pongan

MonsignoreMonsignore

No te pierdas el libro “Historia de la incompetencia militar”; da varios ejemplos más de la batalla de Tsushima que son, cuando mínimo, curiosos.
Polejemplo, que la flota de barcos que le asignaron originalmente al pobre Rozhdéstvenski daba penica. A título de curiosidad, cuando asumió el mando de la fuerza, le llegó un comunicado del Alto Mando advirtiéndole que se abstuviera de izar los pabellones de señales en los acorazados de la clase Suvorov; por lo visto, el “diseño” de estos barcos los hacía muy proclives a volcar – tanto, que el viento sobre las banderas de señales podía hacerlos zozobrar… empezamos bien.
Y digo que empezamos bien, porque los enemigos de Rozhdéstvenski en el Almirantazgo decidieron que tenía que fracasar como fuese, así que le asignaron como “refuerzos” una recua de barcos tan inútiles, que nuestro almirante ordenó forzar las máquinas a todo lo que daban para que los refuerzos no alcanzasen a su flota y así no tener que hacerse cargo de esos pecios casiflotantes…

Jeshua_Morbus

Respecto a la historia de la guerra Ruso-Japonesa, me acuerdo de una anécdota: Decían los griegos que el mejor lugar para ocultarse durante las prácticas de tiro con arco de los militares novatos era, preciamente, justo delante de la diana. Cualquier otro lugar podría ser letal XD.

Buen artículo, como de costumbre.

AnonymousAnonymous

Muy bueno, aterrizo a menudo aquí desde el menéame y este blog siempre me da un buen artículo que leer :).

Gracias.

Offler

A mi me ha gustado lo del remolcador hundido.

Esta aldea, Kurioso y Maikelnai son los unicos 3 blogs que visito asiduamente. Os felicito por el trabajo

Vitinillo

Creo que tendríamos que hablar de la armada invencible… que por muy españoles que seamos… también la hemos cagado de lo lindo… ¿por qué no realizas uno de tus articulos (o mejor aún un podcast) acerca de ello??? 😉

PD: Y si me haces caso… jejejejeje.. te pediría que hablaras también de mi científico preferido FARADAY.. o de cómo gracias a los amigos (GAUS) y una gran imaginación se puede revolucionar la física.

PD2: Me encanta tu blog.. y sobre todo tus podcats.. gracias por el regalo que nos haces día a día 😉

guillermo

Carlos (Ibarguren): Ya se que te gustan estas historias de batallitas 😉 Gracias amigo y un saludo.

Neófito: Me refiero a la incompetencia política y/o diplomática en sentido amplio, es decir, por muchos intereses políticos, económicos o religiosos que las muevan, detrás siempre estarán unos políticos (mandatarios) que, de una u otra manera, han dado algún paso equivocado por permitir que se llegara a esa situación. Igual los de un bando sí que han hecho todo lo posible, pero no así los del otro… y ya tenemos conflicto.

Un saludo y gracias por comentar.

Monsignore: Gracias por la recomendación. Tendré que hacerme con el libro, que parece muy interesante. Por cierto, lo cito en las fuentes porque un foro (que también cito) describe la epopeya de la expedición rusa, según dice, tomando los datos del libro de Regan. Un saludo.

Jeshua_Morbus, anónimo, Jorge S. King y Offler: Gracias y un saludo :)

Vitinillo: Gracias, y seguro que Javi toma nota de tu interesante recomendación. Saludos :)

Milhaud

Muchos detalles tremendos, pero sin duda me quedo con los rusos. Cómo se puede llegar a hacer tantas cosas mal en un espacio de tiempo tan corto??

Marcos

jaja, tremendo, con todo el respeto como dices al principio, estos acontecimientos se podrían incluir en una película del tipo: ‘ telefono rojo volamos hacia moscu ‘ que se llamara ‘ un mundo ideal ‘.
Enhorabuena aldeano !!

César

El barco de guerra ruso de la clase Borodino que aparece en la foto es realmente el Iwami japonés.

De hecho, el “Orel” fue el único barco ruso que servía para algo que sobrevivió a la batalla de Tsushima. Capturado por los japoneses, lo incorporaron a la Flota Imperial y le cambiaron el nombre por “Iwami”, la provincia más cercana a la batalla. Participó en la Primera Guerra Mundial en la batalla de Tsingtao.

@Monsignore. La clase Suvorov no existe. El buque insignia ruso durante la batalla de Tsushima fue el “Knyaz Suvorov” y pertenecía a la clase Borodino. Sufrió ataques terribles durante la batalla y su tripulación fue protagonista de una defensa heróica, hasta su hundimiento.

Gracias por la entrada, Guillermo. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>