EL EXTRAÑO CASO DEL ACTOR QUE DESPLOMABA LA BOLSA CUANDO APARECÍA EN TELEVISIÓN (1992)

El protagonista de nuestra historia de hoy (que es cierta, por increíble que parezca) no es un político o un gran mandatario internacional, ni siquiera un economista… es un popular actor de series de televisión en Hong Kong, y se llama Adam Cheng.

Extrañamente durante la década de 1990, durante la emisión de al menos seis series que protagonizaba en la televisión, se produjo, también por seis veces, el desplome simultáneo y repentino del índice de la Bolsa de Hong Kong… la capital financiera de Asia.

El peculiar fenómeno ha sido popularmente denominado Ding Hai effect, y ha sido estudiado por economistas y corredores de Bolsa de todo el mundo. Se sabe incluso que importantes bancos como Crédit Lyonnais, entre otros, han elaborado informes acerca de este asunto.

La curiosa historia comienza en octubre de 1992, cuando fue emitida la serie dramática Greed of Man (La codicia del hombre) protagonizada por Adam Cheng, y que versaba sobre el mundo de las finanzas y del mercado de valores.

Cheng encarnaba el papel de Ding Hai (que da nombre al extraño fenómeno), un inversor que se hacía rico comprando en mercados bajistas mientras que muchos otros iban a la quiebra.

Pues bien, durante el tiempo en que fue emitida la serie, el índice de la Bolsa de Hong Kong, bajó cerca de 600 puntos.

Índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong Más tarde se observó que el efecto se producía siempre que era transmitida una nueva serie protagonizada por Cheng, y así, por ejemplo:

En noviembre de 1994 se emitió “Instinct” (Instinto) y el índice cayó más de 2.000 puntos. En Septiembre de 1996 le tocó el turno a “Once Upon a Time in Shanghai” (Érase una vez en Shanghai), en esta ocasión cayó 300 puntos… lo mismo sucedió con otras emisiones en 1997 y 1999.

Incluso en septiembre de 2000, durante la emisión del “remake” de la primera serie, “La codicia del hombre”, volvió a caer la bolsa, y volvió a pasar con otras series en 2004, 2005 y 2007.

Finalmente, el pasado 30 de marzo de 2009 se estrenó la serie “The King of Snooker” y el índice cayó 663,17 puntos.

“Hongkonés” preocupado por el desplome de la bolsa ¿Cómo es posible que la aparición en televisión de una persona pueda afectar al mercado bursátil de Hong Kong de manera tan significativa?

Hasta hoy nadie puede explicarlo y parece que no hay una razón sólida para tal sorprendente efecto.

Algunos inversores han argumentado que el efecto no es más que una serie de coincidencias.

Dejando aparte todo tipo de teorías infumables (profecías, etc), los análisis tal vez más fundados entienden que la relación entre la primera de las emisiones en 1992, “Greed of Man” (La codicia del hombre), y la bajada de la bolsa sí que fue una simple coincidencia, pero a partir de ahí entraron en juego otros aspectos más complejos.

Uno de ellos fue que la coincidencia (emisión de la primera serie y desplome de la bolsa) produjo un gran impacto negativo y creó una fuerte percepción mental de vinculación de la serie y su protagonista con el desastre bursátil.

A partir de ahí, también hay que tener en cuenta que Hong Kong es un territorio predominantemente poblado por habitantes chinos, culturalmente muy supersticiosos, que de alguna manera hicieron culpable a Adam Cheng, de forma duradera, de la caída de la Bolsa y, por lo tanto, cada vez que aparecía en la caja tonta, los inversores entraban en pánico, en particular los de poca monta (aunque muchos en número) estrellando el mercado ellos mismos.

Pero este hecho tan hecho tan irracional no tendría por qué haber afectado también a profesionales e inversores institucionales que predominan el mercado.

Según los analistas financieros, la razón podría ser que estos inversores profesionales e informados se dieran cuenta de las reacciones de los pequeños inversores (poco informados y supersticiosos cada vez que salía Cheng en la televisión), beneficiándose del efecto Ding Hai y aprovechando la previsible bajada del mercado de valores para especular, sabiendo además que las bajadas del índice bursátil producidas por el efecto Ding Hai volverían a la normalidad, si no el mismo día de la emisión de las series, al día siguiente.

Adam Cheng | El “culpable” En cierta ocasión, uno de los inversores afectados demandó a Adam Cheng por HK $ 1.000.000 para recuperar sus pérdidas en Bolsa después uno de los estrenos de Cheng…

… Otros lanzaron huevos al actor después de algunos de los desplomes del mercado de valores.

El propio actor Adam Cheng se vio afectado en su carrera profesional durante la década de 1990 puesto que la televisión de Hong Kong trató de evitar en cierta medida su contratación y aparición en las series porque no quería asumir la responsabilidad de más caídas de la Bolsa.

Ahora, cuando un nuevo espectáculo protagonizado por Adam Cheng está a punto de estrenarse, muchos corredores de bolsa e inversores en Hong Kong se muestran cautelosos, anticipándose a una posible caída en el mercado bursátil.

Fuentes y más información: No he encontrado ninguna referencia en castellano acerca de este curioso y extraño efecto Ding Hai. Aparte de los enlaces que he dejado en el texto, existe numerosa información en inglés sobre el asunto. He seleccionado estos dos artículos de portales especializados en inversiones y finanzas (1 y 2), que también he utilizado como fuente y que hacen un buen relato y análisis de esta sorprendente historia.

——————————– Artículo realizado por Guillermo

14 Comentarios

Participa Suscríbete

AnonymousAnonymous

De este sí que se puede decir que cada vez que habla sube el pan!!

Sois los mejores de mis feeds. SEguid así.

Zeros

Ya hay que ser cenizo. Pobre hombre. Y pobre país, tan absurdamente supersticioso… (o al menos quien mueve la bolsa)

Javier Font

Guillermo, es buenísimo, con la cara de niño bueno que tiene… esperemos que no se entere Iker Jiménez, que como le haga una entrevista nos da la puntilla…

Gran historia, como siempre.

El Perro del DOWEl Perro del DOW

Este tipo de “casualidades” que relacionan grandes movimientos de la bolsa con ciertos hechos rocambolescos o incluso con cierta carga económica son sólo casualidades.

Está demostrado estadísticamente que si se analizan grandes cantidades de datos correspondientes a un período suficientemente prolongado, surgirán un número enorme de pautas, aunque sólo sea por casualidad. De estas casualidades surgen métodos “surrealistas” para la inversión en bolsa, por ejemplo: “las cuatro alocadas”.

En la inversión en bolsa todas las fórmulas mecánicas basadas en la estadística demuestran ser un fracaso según avanza el tiempo.

LUMPENPO

Al subcomandante Marcos, al EZLN, se le culpaba de la crisis en México durante el reinado de Salinas y el sub respondió que los indígenas no invierten en la bolsa, ni retiran dólares. Así que las crisis hay que ponerlas en otro lado, los dueños del dinero y su especulación. Lo demás, no deja de ser una bellísima anécdota y catástrofe para el actor -que supongo tampoco invierte sus ganancias en la bolsa-.

jvare

Por mas que digan, la bolsa para muchos es un juego, y la superstición siempre está presente en los juegos.
Además los grandes inversores, si tienen capacidad para modificar el valor de los valores, y mas si son ayudados por noticias, que pueden orientar en una dirección.
Soros con algunas de sus inversiones en divisas consiguió variar el valor de alguna moneda el solo.

AnonymousAnonymous

Ahora voy a hacer un comentario jocoso, no espero que la lie parda pero bueno… en Europa hay un país que, cada vez que gobierna determinado partido político, hay una crisis económica.

😀

Milhaud

Al final los mercados se dictan por los pareceres de unos cuantos, así como por la confianza. Cuando sabes qué es lo que van a hacer el resto (vender) cuando el tipo este estrena serie… no venderías tu también?

Asesor

A todo se le puede buscar una explicación o incluso un patrón de conducta. En el caso de buscar coincidencias el ser humano tiene una capacidad infinita.

El azar nos puede proporcionar muchas veces patrones de comportamiento en las bolsas un tanto peculiares. Hay meses en los que estadísticamente baja la bolsa y otros en los que sube, pero es simple azar (o no).

Puedo hacer infinitos estudios de coincidencias de cuando sube o baja la bolsa.
¿Los días pares o impares sube o baja?
Con el resultando elaborar una teoría. al respecto.

guillermo

Gracias por comentar, un saludo a todos, y a disfrutar del puente los que vivimos (y trabajamos) en Madrid capital… aunque no acompañe el tiempo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>