La galantería y algunas historias de galanes

El 11 de Abril fallecía en Asturias Mª del Socorro Tellado López, conocida como Corín Tellado. Sus libros poseen fama mundial y tiene en su haber más de 4.000 novelas, vendiendo más de 400 millones de ejemplares.

Sus escritos iniciaron en la lectura y acompañaron durante años a varias generaciones y aunque pueda parecer que su obra no cuadra mucho con la temática de la Aldea, desde aquí le reconocemos su trabajo, su dedicación y su discreta perseverancia.

Ella fue la Reina de la novela rosa, la novela de galanes…

LA GALANTERIA Y ALGUNAS HISTORIAS DE GALANES.

De entre todas las definiciones de la galantería, una de las que más me ha llamado la atención es la del famoso cantante francés Maurice Chevalier:

“Es galante aquel hombre que es capaz de explicar toda la gracia y belleza de una mujer con las manos a la espalda”

Aunque se llama galante a aquel que utiliza maneras corteses con cualquier persona, especialmente se suele utilizar para quien tiene una actitud y lenguaje elegante, atento y caballeroso con las damas.

Hay quien dice que la galantería está más en la palabra que en la obra: el requiebro, el piropo y sobre todo la respuesta ingeniosa son formas de galantería.

Ciertamente una palabra justa en el momento adecuado es una gran baza.

Un claro ejemplo de respuesta ingeniosa ocurrió durante una recepción en la Corte versallesca de Luis XIV (1638-1715) (recordemos que la galantería nació en Francia), donde el Sultán de Marruecos había enviado una embajada, cuyo embajador resultó ser hombre de refinada galantería.

La bella María Ana de Borbón, Princesa de Conti, comentaba con el enviado del Sultán el número de esposas que un hombre podía tener en su tierra, a lo que el embajador marroquí contestó:

“Señora, si tenemos tantas mujeres en nuestro harén es solo con un fin: el de lograr con todas ellas una mujer que posea todas las cualidades que aquí es posible encontrar en una sola”.

Y quedó mirándola fijamente.

Hoy en día, la galantería, bien entendida, no es algo pasado de moda, antiguo, ridículo o machista.

Ayudar a poner el abrigo, abrir y cerrar la puerta del coche o ceder el paso ante una dama no son más que muestras voluntarias y naturales de educación, caballerosidad, cortesía o gentileza.

Aunque también han existido caballeros supuestamente muy educados pero en ocasiones nada galantes, como el “dandy” inglés conocido como “El Bello Brummell”, que rompió con su prometida porque a ella le gustaba comer repollo, algo que Brummell consideraba una ordinariez y de intolerable mal gusto.

Claro que, por otro lado, hay quien entiende que la galantería pasa por un anillo de diamantes y zafiros, según dijo la famosa novelista Anita Loos en su primera novela “Los caballeros las prefieren rubias” (1925):

“Si besan tu mano, eso es una galantería que dura cinco segundos; pero si ponen en ella un brazalete de oro y piedras, es una galantería para toda la vida”

En fin, como dijo el escritor chino Lin Yutang:

“No hay una edad para empezar a ser galante, ni para dejar de serlo…”

Vosotros mismos 😉

Fuentes y más información:

La mayoría de las citas de este artículos están tomadas del libro “Anécdotas, frases y curiosidades de la Historia” de Pancracio Celdrán Gomáriz. Editorial Alderabán.

—————————- Artículo realizado por Guillermo

Si te ha gustado este artículo también te pueden interesar:

El Bello Brummell: Un Dandy a tiempo completo

Por qué los caballeros las prefieren rubias?: Rubias, morenas y presión sanguínea

“Ars Amandi”: Consejos de seducción de hace 2000 años


2 Comentarios

Participa Suscríbete

PECE

Tenía pensado subir una entrada de Corín Tellado a mi blog, esta misma noche estuve buscando un par de libros viejos de ella que andan por ahí, pero deben de estar ocultos en algún rincón.
Fue una mujer sorprendente, no sólo por la cantidad de que era capaz de escribir, sino por la temática que una mujer de su época osaba abordar (las novelas románticas son sólo la punta de un iceberg digamos, no tan helado como el frío romanticismo de dichas novelas).

Dante Coss y leon

Me parece que pones a la galanteria y a la caballerosidad como si fueran una sola, es claro que se simpatizan pero pueden ir apartadas, y el pensamiento de Anita Loos esta demasiado equivocado para figurar aqui, por lo demas, tu muy buena recoplilacion.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>